Falta. Eso es lo que el árbitro pitó durante un partido de la WNBA que se disputó entre Minnesota Lynx y Phoenix Mercury, y todo porque dos jugadoras se dieron un beso en la banda.

Seimone Augustus y Diana Taurasi

Es poco común ver estas demostraciones de afecto entre rivales cuando están disputando un partido tan reñido como este. Pero resulta que la estrella de Lynx, Seimone Augustus (lesbiana declarada), y Diana Taurasi, jugadora del Mercury, son buenas amigas desde hace años. Y así lo demostraron después de un momento tenso en el que se estaban cubriendo una a la otra.

[youtube=http://youtu.be/S68TXBpMXpA]

Bueno, yo no sé cuál es el reglamento del basket para besos en la cancha, pero la reacción del árbitro es bastante exagerada. Cuánta agresividad por un beso. Si esto es falta técnica no quiero ni pensar lo que les harían si se estuvieran peleando (las técnicas se pitan por comportamiento antideportivo). Ok, siendo francas, el árbitro reacciona antes del beso, seguramente creyendo que se iban a enfrentar. Pero aun así no retiró la falta cuando vio que no había ningún altercado. Así que tomad nota, chicas. Hoy hemos aprendido una cosa: no se puede confraternizar con el enemigo. Menos aun dormir con él, por lo que se ve.

Vía: USA Today

Relacionados:


Desde Hay una lesbiana en mi sopa nos reservamos el derecho a eliminar cualquier comentario que no favorezca el debate, que incluya insultos hacia cualquiera o que, por otros motivos, contamine el ambiente de la web. Si el comportamiento persiste, se baneará al usuario correspondiente.