En un pequeño pueblo de Nueva Gales del Sur, todos los días son iguales, o eso le parece a Rachel. Propietaria de una tienda de jardinería y madre de tres hijos,  su marido murió repentinamente hace dos años, y ella está convencida de que todo lo que no sea su familia y su negocio no merece su atención. Excepto las partidas de bridge con la familia, claro. Nada que requiera mucha reflexión, porque es probable que entonces se apoderen de ella los recuerdos. Pero un día, un día de esos que se parecen tanto al anterior y al siguiente, Quinn, una ex-reclusa, vuelve al pueblo, desatando todo tipo de rumores. Entonces, Rachel toma una serie de decisiones que cambiarán su vida para siempre.

la salvaje lyn

La autora, Lyn Denison, es oriunda de Brisbane, Australia. Con prosa entretenida y ligera, acompañada de flash-backs en el momento justo, va desgranando una historia de sentimientos que permanecían escondidos, como dormidos por el paso del tiempo, de secretos y confesiones, y de relaciones que, sin darse cuenta, cambian de significado para las protagonistas. Lo que atrae verdaderamente del libro es la naturalidad con que los hechos discurren, lo sencillo que parece todo, y la sonrisa que deja al lector (bueno, lectora). No digo que sea una historia fácil, porque hay obstáculos que son difíciles de salvar, pero la satisfacción está garantizada.

lyn denison

Huyendo de los tópicos habituales en estos libros, realmente parece que nos encontremos ante una de esas historias que, quitando alguna licencia literaria, te podían pasar a ti. Me diréis ‘bueno.. una de las protagonistas ha estado en la cárcel, muy normal no es‘, pero si algo nos ha enseñado Orange is the new black es que cualquiera puede cometer un error. No, fuera de bromas, hasta el episodio que desencadena que Quinn vaya a prisión es de una sencillez extrema. Si estáis buscando un libro ligerito para estas vacaciones, ‘La salvaje’ (roar!) puede ser una buena elección.


Desde Hay una lesbiana en mi sopa nos reservamos el derecho a eliminar cualquier comentario que no favorezca el debate, que incluya insultos hacia cualquiera o que, por otros motivos, contamine el ambiente de la web. Si el comportamiento persiste, se baneará al usuario correspondiente.
  • hidalgo

    ¿Quinn y Rachel? ¿es un libro Faberry o los nombres son coincidencia?

    • Majo

      Diablos, pensé en lo mismo cx

  • tatana

    de esta autora lei “Palabras para ti” y me gusto bastante, basicamente por la manera de plantear las tramas, creibles y sin grandes pretenciones mas alla de entretener un rato. Asi q tomo esta recomendacion para leer en cuanto termine el q tengo entre manos

    gracias y saludos

  • Sonámbula

    Yo voy a elevar una protesta en el sindicato de bolleras regresadas al pueblo, porque esto me parece intolerable! Desvirtúan gratuítamente la realidad, llenando de pajaritos la cabeza de pequeñas e inocentes bollitos rurales. NO! queridas amigas… NO. Al contrario de lo que pasa en prácticamente el 100% de las lesbi-novelas que arrancan con la misma premisa, acaba igual. La pródiga hija desviada del pueblo de marras vuelve al hogar y acaba encontrando el amor en una oriunda wenorra del pueblo, con la que acaba folgando alegremente en el pajar y son happy’s foreveranever… ¡¡¡¡MENTIRA!!!!! Cuando vuelves al pueblo indefectiblemente te encuentras la calle principal llena de cagarrutillas de chiva, y las mozas del pueblo hace tiempo que sólo comen sopitas de ajo porque ya no tienen dientes y dedican la tarde a hacer calceta mientras comentan el culebrón, conversación que en el momento que tú pasas por delante cesa y cambia para que todas se te lancen a la yugular preguntandote a ver cuando te casas, porque con lo guapetona y lo hacendosa que eres, no se entiende que a tus años aún no tengas novio… ¡¡¡QUE SE TE VA A PASAR EL ARROZ, RAPAZA!!! No… las novias hiperguays candidatas a princesas de cuento no están en el pueblo, os lo digo yo, grrrrrrrr

    • Toda la razón, cuando vuelves al pueblo lo único que te encuentras son a tus amigas de la infancia casadas y con hijos antes de los 30. Hasta las que cuando tu te fuiste eran minibollicaos se han casado con un tío cansadas de que todo el pueblo hablas se la “repostería” que hacía con su otra “amiga”.

    • C.C.

      Ummmm, esos modismos lingüísticos… Tu eres de Zamora, León o-arriesgando-asturiana ¿me equivoco, rapaza? .

  • a elisa le gusta chiara ese libro se lo recomiendo

    • C.C.

      Sí señora, un proyecto muy interesante.Yo también lo recomiendo.

  • Flor

    Señoritas de Hay una Lesbiana en mi Sopa, a esta niña…la sonámbula…hay que darle una sección de este blog, cómo me rio con ella…

    • Emma Mars

      Si ella quiere, estamos abiertas a colaboraciones, claro que sí 😀

    • Secundo la moción!

  • Sonámbula

    ¿Quien? ¿Yo? ¿por qué? ¿que decís? ¡si bebes no comentes, ya lo decía el Stevie Wonder ese! que luego decís muchas tonterías… sección yo… anda que… cada día es garrafón que dan en las discotecas es peor y deja a a la gente con la neurona muy pa’llá… mira tú las cosas que dicen, ainssssssssss (iconito de ojitos pa’rriba mirando con cara de ainsssloquehayqueleer, ¿donde estás?) ;P

  • Flor

    Aquí estoy…y ya habemos dos más la blogera que está dispuesta a darte una sección…piénsatelo rapaza…

  • xim

    hola a mi me gusto mucho este libro lo recomiendo