jack&diane01

Seamos claras: una de las cosas que más nos gustan en esta vida es sentarnos en el sofá con manta, novia y palomitas y disfutar de una interminable sesión de cine croqueta #estoesasi. Pero después de haber visto diecisiete veces Rosas rojas, treinta y cinco Lost and Delirious y haber perdido la cuenta de las veces que hemos puesto el dvd de Nina’s Heavenly Delights (¡mi favorita!) es normal que sientas que necesitas alguna novedad cinematográfica. Te traemos, pues, una serie de películas de temática lésbica para renovar tu catálogo. Has de saber que no garantizamos en ningún caso que su calidad sea ni siquiera aceptable, pero a veces hay que hacer sacrificios, como aquella vez que viste Bar girls.

Jack and Diane

En uno de esos encuentros casuales que terminan por cambiarte la vida, Jack y Diana se conocen en una tienda. Flechazo instantáneo y amor infinito, lo peliagudo del asunto es que la pasión de Jack, de vez en cuando, la lleva a convertirse en una mujer-lobo. Ya sabeis, los típicos problemas de pareja: que si no me dejes ahí los calcetines, que si me molesta cuando te conviertes en una criatura sedienta de sangre. Minucias. En la cinta aparecen la nieta de Elvis, en el papel de Jack, y Kylie Minogue, en su segunda incursión en el cine, haciendo de lesbiana tatuada. En general, todo muy WTF!?

Heterosexual Jill

Jill, que no es tan heterosexual como promete el título de la película, le pide a su ex-novia que vuelva con ella, para probarse a si misma que ya no le gustan las mujeres. La ex, sorprendentemente, acepta la proposición, para poder cerrar este capítulo de su vida. Esta comedia de enredo cuenta los problemas de Jill para aceptarse como lesbiana. Triángulos amorosos y terapias de grupo descabelladas completan la historia, a la que la directora ha definido como ‘un Tootsie moderno’. Os dejamos que lo comprobeis vosotras.

Ambrosia

Esta cinta con nombre de mayordomo de Ferrero Rocher está protagonizada por Ali y Leila, una feliz pareja con muchos proyectos de futuro. Ali regenta una pizzeria en Vancouver, Leila es una talentosa diseñadora de moda. Pero todo lo que iba bien, de repente empieza a fallar: el restaurante no funciona como debería, y la power-lesbian jefa de Leila empieza a mostrar un interés más que profesional en ella. ¿Una nueva Passion?.

The guest house

Rachel es una chica gótica que vive con su padre, el cual lleva a Amy, una nueva empleada, a vivir a su casita de invitados. Entre las dos saltan chispas desde el primer instante, y empiezan a darse situaciones que todas reconocereis de vuestra vida diaria. Que si me ducho con la puerta abierta, que si mientras me masturbo la otra me observa en las sombras… esas cosas cotidianas.  El padre las descubre en la cama, y ya tenemos el drama montado.

Ashley

La vida de Ashley es, directamente, una mierda. Su madre le pega, sus compañeros de clase le pegan, su novio le pega, todo el mundo pasa de ella excepto para humillarla, y el ambiente en casa digamos que es como el del septimo anillo del infierno. La pobre está fatal, y hace cosas como apagarse cigarillos en la mano y cortarse. Pero parece que un rayo de luz se abre en el cielo nublado cuando conoce a una mujer mucho más mayor con ella, con la que comienza una relación.

Breaking the girls

Mientras está trabajando como camarera, Sara conoce a Alex. Las dos tienen enemigas, y Alex, de la que empezamos a sospechar que muy bien de la cabeza no anda, idea un plan para acabar con ellas. Si Alex mata a las de Sara, y viceversa, será el plan maestro. Deducimos que Alex no ha visto Extraños en un tren. Cuando Sara se de cuenta de que todo es más real de lo que pensaba, será demasiado tarde para escapar. Esta ‘revisión’ croqueta del clásico da lo que promete: tensión y sexo. Mucho sexo.

Contracted

Samantha cree que está pasando un momento difícil en su vida: su superprotectora madre le asfixia, su relación con su novia no marcha bien, y para colmo tiene un acosador que no la deja en paz. Pero digo cree, porque lo peor está por llegar. Cuando la violan en una fiesta, a la par le contagian una extrañísima enfermedad que tiene efectos tan deseables como el polonio 210: caída de cabello, uñas, dientes, ojos, etc. Así, Samantha se convierte en una especie de zombie que propaga la enfermedad allá por donde va.

¿Y bien? ¿Os hemos convencido para renovar vuestra videoteca o seguiréis con aquellas que ya se han convertido en clásicos por derecho propio?

Puedes suscribirte a nuestro canal de Telegram para enterarte de todos los artículos: https://t.me/hulems