la-pluma-y-la-espumaA ver, vaya por delante: soy bollera. ¡Lo juro! De verdad, he pasado todos los controles de calidad exigidos: enamorarme de mi mejor amiga, sufrir por señoras celuloidíticas1 de buen ver (¡eh, MI Leia estaba buena, que conste! Al menos, para el estándar de una niña de nueve años, que lo más sexy que había visto en su corta vida era la osa Nuca), ponerme como un tomate cuando tocaba gimnasia y había que cambiarse en los vestuarios En fin, que tengo el carnet, vamos [lo pone, lo juro de nuevo. Bajo la bandera del arcoíris. Ah, no, esperad, que este es un carnet de coña que nos hicimos unas amigotas y servidora tras una noche de parranda. “The boller’s”, así nos hicimos llamar. Y no queráis saber qué imagen hay en el lugar de la fotografía identificativa. De verdad, no. Y, oigan, pudo ser peor. Ñ (nombre ficticio para preservar su intimidad) acabó con un tatuaje de un pene errante de pulpo argonauta (¡ah, os pillé! ¿A que ahora estáis todas como locas metiendo “pene errante” y “pulpo argonauta” en Google?2). ¡Madre, un pene que se va de juerga sin el resto del cuerpo! Si esto sucediera en la raza humana, os juro que no ganaba para matamoscas. Matapollas, pasarían a llamarlo. Porque, claro, tú imagínate que estás tan campante en una terraza tomándote una cervecita y en eso que ves un pene tomando asiento en la mesa de al lado. Y seguro que llevaría gafas Ray-Ban y todo, así, en plan chuleta. Pues, oye, zascaso que te crio y adiós pilila. Yo es que no puedo, ¿eh? A mí es que las cucarachas y los penes, como que me dan mucha grima. ¡Y más si se toman una cerveza a mi lado!]. Ahm, estooo… Creo que se me ha ido un poco el ovario. ¿Por dónde iba? ¡Ah, sí! La pobre Ñ y su tatuaje de pene errante [obviamente, le dije que era un tribal. A ver, quería vivir un poco más. Pero, oíd, si un día os topáis con una tía que lleva algo así como una filigrana enroscada alrededor del ombligo, ¡es Ñ y su pirula errante! Pero no le digáis nada, ¿eh?, que se pone muy quisquillosa con amigas cabronas que permiten que le tatúen a traición genitales de moluscos cefalópodos. Pero, vamos, que eso fue (y espero que esto también quede entre nosotras y, en fin, las 23.048 bolleras de un chat a las que se lo conté) porque resulta que esa noche yo era la más sobria de todas las que íbamos y, claro, nosotras tenemos un pacto que establece que la menos perjudicada sea la que vele por el resto. Qué pena, yo era la menos tocada, sí, pero no menos cierto que también la más cabrona, así que…].

Pero bueno, ¡que me lío! La cuestión es que yo, hasta hace poco, creía que era lesbiana. ¡De verdad, lo creía! Pues no. Resulta que ahora, para ser bollera, hay que serlo 2.0 (qué manía con las denominaciones punto cero, leñe. Antes se decía primera versión, segunda versión… y como que todo se entendía mejor, ¿no?). ¿Y qué es una bollera dos punto cero, os preguntaréis? Pues, al parecer, y básicamente, lo que yo no soy. Porque es que no entiendo nada. Pero nada de nada, ¿eh? ¿Qué es lo que no entiendo? Pues que el otro día me puse a echar un vistazo al resto de secciones de esta página sopera (no me ha dado tiempo a verlo todo. Piedad, camaradas croquetas) y allá que me pongo a leer y, ¡plaf!, fue como entrar en otro mundo. ¿Gayer? ¿Fangirlear? ¿Stalker? ¿Brenda? ¿Hípster? ¡¿¿Ein??! ¿Mande, a cuálo qué? ¡Pero si yo al único Stalker que conozco es a Luke! Luke Skytalker (sí, acordaos, ese al que el pito se le tuvo que hacer un gurruño cuando se enteró de que había estado a punto de tirarse a su propia hermana y, para más inri, su padre resulta que era el malo de las galaxias. “Yo soy tu padre”. Tengo un amigo que le suelta eso cada dos por tres a su primogénito, voz cavernosa incluida,  y tiene al niño cagao. Literalmente). Y, a ver, ¡¿Hípster no era el nazi ese tan malo del bigotito, rediez?!

clara asuncion garcia

De verdad que no entiendo nada. Y, para colmo de no entender nada, está lo de tener que saber shippingñol. ¿Que qué idioma es el shippingñol? Para resumir, el que debes dominar como una segunda lengua si te quieres enterar qué coño significan términos como Bleighton, Pezberry, Krashlyn, Camren, Swanqueen o Chomione (sí, a mí este último también me suena a lo que me suena, pero, nah, no tiene nada que ver con eso que estáis pensando).

Sí, vale, entiendo aproximadamente el 90% de lo que se dice, pero es que cuando aparecen esos términos como que me entra una especie de cosquilleo en forma de ruido de bisagra oxidada que ni os cuento (¡eh, que tampoco soy tan mayor! Nadie lo es con 23 años recién cumplidos, ¿verdad?3).Y puede que al final todo sea una mera cuestión de “estar puesta” o no. Pero sufro. Mucho. Porque, claro, ¡no soy moderna! (me pasa lo mismo con mi sobrina de 11 años. A ver, nosotrxs a esa edad (ya sabéis, lxs que ahora tenemos 23), pues nos creíamos lo más del mundo mundial cuando nos quedábamos con la peña contando el último chiste del momento (“Era una tía tan, tan guarra, que la echaron de una fábrica de mierda por golosa”). ¡La reina del patio, vamos! Pero es que ahora mi sobrina me viene con nombres de youtubers (primero tuve que buscar en Google qué coño era eso, claro) que resulta que tienen millones (¡millones!) de seguidores, por ¿haber descubierto el remedio contra el cáncer? ¿Ser el primer terrícola en pisar el planeta Marte? ¡No! ¡Por explicar cómo se pasan las pantallas de un juego que consiste en poner ladrillitos! PO-NER LA-DRI-LLI-TOS. Pero, porlavirgen, ¿el mundo se ha vuelto loco o qué?

Y la cuestión no es que el mundo se haya ido de pitorreo, ¡es que resulta que tú no estás en la onda! (claro, esto tampoco se dice ya. ¿Cómo es ahora? ¿Estar “in”?). Total, que me siento fatal, porque imaginaos que un día les dé a las de la Sopa por quedar a tomar unas cervezas. ¿Y qué haré yo, eh, qué haré? Imaginaos, será como una reunión entre un video VHS y un servicio de almacenamiento en la nube (claro, que podría haber sido peor. Podría haber sido un Betacam y entonces, ya sí, apaga y vámonos). Y me lo veo venir, ¡vaya que si me lo veo venir!: ellas dirán “¡Wow!”, y yo “¡Guau!”.  Y, hala, no me querrán. ¡Porque ni siquiera soy dos punto cero en mis exclamaciones! Y es que, encima veo que son todas también como muy anglófilas, tipo soltar “ever” en vez de “siempre” o “the best” en vez de “la mejor”. Y, claro, ¡que yo soy de francés, carajo! (aquí, por favor, un sentido homenaje a los lumbreras de la Dirección de mi colegio cuando eligieron el francés en vez del inglés. ¡Chapeau, majetes! No sabéis lo agradecida que os estoy. Y el rencor de baja intensidad que os profeso por ello, conste).

Así que, Dios mío, ¿qué voy a hacer? (soy apóstata, pero así como que queda más dramático, ¿no?).

Porque, claro, me lío. ¿Soy o no soy una bollera? ¿Lo soy menos por no saber de qué va el bollodrama? ¿Por decir “guay” en vez de “cool”? ¿”Rebeca” en vez de “cardigan”? Porque, en fin, una pensaba que para ser bollera el único requisito indispensable era comerle el coño a una tía. ¿No? A ver, más simple imposible: comecoños, ergo, lesbiana. Pero no, amigas, nada de eso. Resulta que ser bollo en los tiempos que corren conlleva toda una serie de requisitos, que incluye, entre otros, un extenso vocabulario internacional (básicamente anglófono, y sé que esto solo lo han hecho para joderme. Unas brfs#ñ%brr todas ellas), un sexto sentido híper agudizado, presto a captar al vuelo segundas lecturas, y una amplísima variedad de conceptos multirreferenciales que, para hacerse con ellos, ríete tú de la carrera de astrofísica nuclear de quinto grado. Vale, entiendo que algunos de esos conceptos se dan tanto para nosotras, las bolleras, como para lxs de la acera de enfrente, pero… ¡no me consuela!

¡Si es que ni siquiera sabía que había una aplicación para (y cito textualmente) “ligoteo para chicas”! (a la cual llamaré B, también para preservar su intimidad).

Total que, ¿qué, camcroq4? ¿Me apunto a un cursillo acelerado de bollerío 2.0,  o admitís pene errante de pulpo argonauta como animal de compañía?

P.D. I: y, ejem, esperaos a que se enteren de que ni siquiera he visto The L Word. ¡Me van a echar a patadas! Y yo ya estoy muy mayor para sacarme el título de lesbiana, ¿eh? Que los 23 son muy cansinos y tengo la atención un poco errática

P.D. II: ah, pero mira. Me sé el chiste de la maleta y lo que es una croqueta. Algo es algo, ¿no?

P.D. III: por cierto, ¡María Engraciación se ha puesto en contacto conmigo! ¡Estoy más contenta! Claro, que ahora se llama Manolo y tiene un peazo barba que ni os cuento. Y, sí, ahora es todo un señor oso. Y hasta tiene un novio, tipo chaser (¡eh, algo vamos adelantando! Este concepto lo pillo. Vale, no tiene nada que ver con el bollomundo, pero para una cosa que me sé…).

————–

1 palabro inventado. Porque yo lo valgo

2 esos científicos, tan seriotes ellos, tan trascendentales, con la polla de un pulpo en la mano, venga dándole vueltas, p’arriba, p’abajo, de lado, y meneíto por aquí y meneíto por allá, y qué carajo será esto y no tengo ni idea, por santa probeta. Y, claro, el listo del pene, calladito como un zorrón durante años. ¡No lo iba a estar, con tanto científico metiéndole mano! Ya me veo yo el momento del “¡Eureka!” de aquí los lumbreras. Xactamente, cuando el pene eyaculó. Ahí se acabaría el misterio, vaya que sí.

3 ¡ay, me crujo de risa como os cuele esta!

4 mi primer intento en el proceloso mundo del shippingñol. ¿A que es cool forever and ever yesterday? ¿Qué? ¡¿Que no lo pilláis?! Jo.


Desde Hay una lesbiana en mi sopa nos reservamos el derecho a eliminar cualquier comentario que no favorezca el debate, que incluya insultos hacia cualquiera o que, por otros motivos, contamine el ambiente de la web. Si el comportamiento persiste, se baneará al usuario correspondiente.
  • M

    Creo que el carnet de bollera lo tienes bien ganado pero AH, amiga Clara, te has ganado el de FANGIRL bollera? (Si, te he metido el palabro ahí, sin avisar). Al final de lo que tendrías que quejar aquí es del daño que ha hecho el internet inglés en nuestra habla! No se dice “shippear” se dice “emparejar”! No se dice “fangirlear” se dice “emocionarse”! Y así ad infinitum…

    Si te tienen que echar a ti por no hablar 2.0 cuenta con que me tendrían que echar a mí antes por no haberme visto la mitad de series y pelis que aquí recomendamos. ¡Y se supone que yo ayudé a fundar esto! Una vergüenza, lo sé…

    Por cierto, has ganado muchos sopapuntos con este pedazo de gráfico explicativo. Ya no volveré a mirar las osas de la misma manera…

    • ¡Ah, amiga M! (no conocerás a mi Ñ, por casualidad, ¿verdad? No sé, lo digo por la cercanía alfabética. Dile que espero que no me odie. O no, mejor no le digas nada, porque NO sabe que tiene que odiarme, ya que TODAVÍA sigue pensando que lo suyo es un tribal. ¿Vale?).

      Y, ¿por dónde iba? Ah, sí, vale: pues que ya me has fotut. ¡¡¿Qué es ser una FANGIRL bollera?!! ¿Y hay que serlo así, en mayúsculas? ¿Es una pregunta trampa? ¿Dependiendo de lo que conteste me querrás o no? ¡Cuenta, que me tienes en un ay!

      Y, bueno, no serías la primera que se replanteara su relación con las osas. Recuerda a la Engra (me cuesta llamarla Manolo, y eso que es todo un PEDAZO Manolo. Entendámonos, tipo Chewbacca, ¿sabes?). Sí, ella, en su momento, también tuvo su “revelación úrsida” y mírala (míralo). En fin, no sé, todo es cuestión de que te lo plantees… ;O)

      Y, hum, a ti no creo que te echaran. ¡Una de las fundadoras, por favor! (ay, dios, no he hecho la genuflexión al empezar a escribir la respuesta. Porfa, porfa, nada de rayos divinos aniquiladores, ¿vale? Es que me sienta fatal que me aniquilen, fíjate tú qué cosa más tonta).

      Y, ehm, ¡besos y cerveza, camcroq, jajaaja!

      • M

        Te prometo que si encuentro a alguien cuyo nombre empiece por Ñ lo primero que le preguntaré es sobre su tatuaje “tribal”. De verdad de la buena, jeje.

        Si el inglés no me falla, fangirl es “chica fanática”. ¡Así sin más! ¿Eres una chica fanática Clara? Y es más, ¿Eres tan fanática que necesitas gritarlo y proclamarlo a los cuatro vientos con una intensidad tal que parece que tengas la madurez emocional de una quinceañera? ¿Piensas dedicarle a tu “inocente” fanatismo más horas de lo estipulado normal y a forzar tu idioma para que exprese todo tu fanatismo? ¿A machacar a tus amistades con esa cosa que te tiene tan fan hasta que sólo te queden las que son igual de fangirls que tú? Es una decisión dificil pasarse al lado oscuro, amiga Clara. ¡A lo mejor compensa quedarse en un tranquilo 1.0!

        Yo más que genuflexiones prefiero el jamón ;D

        • Ehm…. ¿no? (a todas tus intensas preguntas. Mare, qué miedo me has dado). Definitivamente, no. Me quedo en 1.0, venga, que yo para esas cosas soy como más tranquilita. Tú imagínate si no que, en una de esas, arrebatadamente entusiasmada, servidora ahí, proclamando a los cuatro vientos su girlfanatismo, dándolo todo y…¡hala!… me rompo una cadera. No, no. Decidido, soy chica 1.0: yo, como que prefiero fanatizarme desde el sofá, con una cervecita en la mano, así como muy discretita. Pero si admites fanatismo de baja intensidad, ¡apúntame!

          Vale, pero si te encuentras con mi Ñ, por favor, ahórrate el tono socarrón y la sonrisita burlona cuando se lo preguntes, que demostrarlo todavía no puede, pero le anda la mosca detrás de la oreja con el dibujito de marras y en una de estas me veo abandonando el país (actualizo mensualmente mi pasaporte, no te digo más).

          Vale, las cervezas, con jamón. ¡Marchando! ;O)

  • Gio

    AHAHAHAHAHAHAHAH por la Diosa que me he partío de risa y por no poder dejar de leer voy tarde a clases HAHAHYASHDGASHGAHAH
    pd: eeeeh yo tengo 22 y me haces sentir vieja!!!
    pdd: Si nos reunimos las de la Sopa por una cerveza no nos importaría que fueras Miss Pacman igual te queremos <3

    • Vaya, no sé si alegrarme por las risas provocadas o preocuparme por que te hayas perdido el inicio de tus clases.
      ¡22! ¡Pero si eso es una maravilla! Claro, que mis 23 son tipo “Los 40 son los nuevos 20”, ¿sabes? (porque si el naranja es el nuevo negro, por mis narices que lo de los 40 también va a colar).

      Hala, ya me has liado tú también (¿no tenéis otra cosa mejor que hacer que perturbarme?). ¿Quién es Miss Pacman? Ah, vaya, Google dice que una bola amarilla con lazos y morros rojos de la muerte. ¡Anda, del comecocos! No sabía ni que existía. Yo es que infancia lúdica, lo que se dice lúdica, no tuve mucha. A los 11 años pasé de los tebeos directamente a la literatura “adulta” (dios, creo recordar que uno de los primeros libros “de mayores” que leí fue “Viento del este, viento del oeste”, de Pearl S. Buck. ¡¡¡”Viento del este, viento del oeste”, de Pearl S. Buck, poramordediossss!!!). Así he salido, claro.

      Y, bueno, gracias por esa intención de quererme y tal, sea como sea (aunque sea por una cerveza. Pero, bueno, la intención es lo que cuenta. Eso dicen). ;O)

      • Siale Benoit

        Ainsss que pacman son para las de 30! Por eso no lo conoces Clara, que con tus 23 imposible conocer esos juegos añejos.

        • ¡Acabáramos! Claro, con razón no me sonaba de nada. Yo es que, todo lo que no sea poner ladrillitos…. ;O)

  • Dushku

    Plas, plas!!! Me ha encantado el artículo… Muy bueno!!!! Jajajajaja lo que me he reído la verdad ;D

    Yo propongo que algún almacroquetacaritativa con paciencia y tiempo… Se podría enrollar y poner algunas palabras de esta nueva era two point zero con el significado de las mismas, por el amor de Dior!! He dicho xD

    • Gracias, Dushku (¿es por Eliza?? ¡Ñam!) ;O)
      Lo del almacroquetacaritativa pídeselo a las jefas, porque yo, ya has visto, pez total en el léxico croquetil del siglo XXI (es verdad lo que dice M. ¡Con lo bonito que es “emparejar”!).
      Un saludito.

      • Dushku

        De nada!! Siii… Es por mi Eliza ;D Que desde que la vi en Buffy… (8)Me enamoréeeee, sin querer sin razón sin motivos, no sé cómo fue… Pero me enamoré…(8) xD

        Almascroquetascaritativas de las jefassss… un poquito de por favó y haced caso a nuestras súplicas por ser unas poor unfortunate souls como bien canta Úrsula en La Sirenita. Esta petición la hago con ojitos enormes y mirada tristona como el gatito que sale en Shrek *por fi, por fi*

  • Srta. Lawliet

    “¡Pero si yo al único Stalker que conozco es a Luke! Luke Skytalker” La carcajada que he soltado con esto la deben de haber oído hasta en China, lo juro. Creo que te quiero sólo por esto XDDDDDDDDD

    “Pero es que ahora mi sobrina me viene con nombres de youtubers (primero tuve que buscar en Google qué coño era eso, claro) que resulta que tienen millones (¡millones!) de seguidores, por ¿haber descubierto el remedio contra el cáncer? ¿Ser el primer terrícola en pisar el planeta Marte? ¡No! ¡Por explicar cómo se pasan las pantallas de un juego que consiste en poner ladrillitos! PO-NER LA-DRI-LLI-TOS. Pero, porlavirgen, ¿el mundo se ha vuelto loco o qué?” ME MUERO!!! XDDD Sí, definitivamente, te quiero XDDD

    “ellas dirán “¡Wow!”, y yo “¡Guau!”. Y, hala, no me querrán.” Que sí que te querremos, tonta, que yo estoy ya rota de la risa con esto y, para mí, la risa es lo más importante.

    Y tal y como ha dicho M, el carnet de bollera lo tienes, lo que pasa es que aquí tenemos el de friki bollera, y ese ya es algo más difícil y conlleva un reciclaje tras otro, tras otro, tras otro, tras otro y así hasta el final de los tiempos, pero vamos, que ahora me has hecho mirar la osita Nuca con otros ojos y creo que me estoy dando miedo a mí misma, así que voy a ponerme a ver La Sirenita para intentar ver si esta vez se le cae el traje ese cutre que se hace en la playa con los restos de una vela de un barco y puedo ver algo más de la pelirroja más guapa de Disney, que eso es super normal y para nada de pervertidas.

    • ¡Oh, cielos, así que has sido tú la de la carcajada! Joder, qué susto le has dado a mi prima la de China (se le ha quemado el arroz, con eso te lo digo todo. Y para un chino, que se le queme el arroz es casi delito capital, que lo sepas. Por cierto, se llama Losa. De verdad. Diminutivo: Loseta. Pá que luego digan que los chinos no tienen sentido del humor).

      Bueno, pues oye, ya hay dos formas de conquistar a una croqueta (¡amistosamente hablando, ein!): por la sopa y por el humor. Vale, tú quiéreme, yo me dejo. Ya si eso voy a empezar a dejarme la medicación, porque estaba en un sin vivir temiendo ser la croqueta Annie (“El sol saldrá mañaaaana. Apuesta tu último dólar a que mañaaaana habrá sol”).

      Ay, sí, ya se lo he dicho a M. Yo, girlfanatismo de baja intensidad, por favor (aunque me queráis bajito. Pero… me querréis, ¿no?).

      Ehmmm… ¿pervertida por lo que dices que vas a hacer? ¡No, para nada! (esto, ¿alguien tiene el número de la OMS? Tengo que actualizar mi lista de Perversiones, Fetichismos y Parafilias).

  • Siale Benoit

    Yo…estaba esperando la columna de este mes. Es que muevo la cabeza y me pongo a reir sola de todo lo escrito aqui. Pero si hablamos seriamente no entiendo ni una palabra de las que dices que hoy en dia se dice para ser bollera 2.0. Eso talvez sea porque no tengo muchas amigas bolleras, en lo que estudio soy la unica mujer de mi curso y con mi novia no nos da tiempo de ponernos al dia con estas cosas. Yo vi the l word hasta la tercera temporada y fue lo max que pude ver, que yo encuentro que es una serie muy mala, pero mala con ganas ( asi me gano el odio de las unicas bolleras que querian ser mis amigas) asi que debo decir que comparto toodo lo que dices. A pesar ” que yo sea un año mayor que tu en edad” xd! Creo que soy bollera ” de la vieja escuela”. Aunque lo del juego de poner ladrillos…por dios! Es que es buenisimo! Yo lo tengo para xbox y con mi novia tenemos construcciones gigantes!!! Deberias hacerle caso al video y unirte a la moda de poner ladrillos. En fin, un verdadero gusto leerte a esta hora de la mañana, que me partí de risa y ahora estoy con excelente humor. Muchos besos a la distancia!

    • Huy, Siale, pues gracias por la expectativa (tú tranquila, a partir de ahora no viviré presionada. Mucho. A niveles de úlcera. No, no lo haré). Y gracias también por tu comentario, por supuesto.
      Y venga, tú haciendo nuevas amigas. ¡Pero mujer, que renegar de “The L Word” es como sacrilegio o algo así! (aunque ya te contaré cuando por fin vea la serie).

      No, no, no. Me niego. Nada de juegos de ladrillitos. Podría hacerlo para reforzar el lazo emocional entre mi sobrina y yo, pero si eso ya hemos quedado en que lo reforzaremos de otro modo. No sé, queriéndonos mucho y esas cosas.

      Por cierto, futuras amigas bolleras de Siale, dadle una oportunidad: esta chica y yo empezamos a torta limpia (renegó de una mis novelas. ¡De una de mis novelas, por favor! ¡Yo, que todo lo que escribo es oro puro!) y, oye, si no fuera por que nos separan unos cuantos miles (y miles) de kilómetros, hasta me tomaba una cerveza con ella y todo. ;O)

      Besos (y cerveza) también para allá, Siale.

  • Kariné

    NO ME SIENTO SOLA!!!!!!!!!!!!!!!!! yo tengo 23 (hablaré cómo chilena, porque soy jajaja.) & me pasa lo mismo que tú, quizá siento un poco más de consuelo porque soy de otro pais, y sus modismos puede que no los entienda, pero tampoco me he visto the L word, y un montón de cosas más. y yo tambien pensaba que para ser lesbiana el requisito era liarse a una mina (mujer, en mi pais) y ya estaba, jajaja. Por que no mejor hacemos una junta todas las lesbianas de los VHS y compartimos nuestras cintas? jajaja.

    • Huy, Kariné, me apunto a esa quedada. Habría que buscar un punto de encuentro, ¿Qué tal en la Antártida? (voy a ver si cuela y les pido a las jefas 2.0 que me pasen dietas de viaje. Con un poco de suerte, cuela). ¿Quién lleva el vídeo? ¿Todavía los fabrican? Buf, pero estoy pensando que a lo mejor no dejan subir al avión las cintas de vídeo, que seguro que los del control de seguridad no saben ni lo que son. “Señora, nada de pastillas de turrón de chocolate a bordo. Pueden ser usadas como armas”.