Hace unos meses te hablamos de Freeheld, la película sobre una policía enferma terminal que dedica sus últimos días a luchar para que su pareja tuviese los mismos beneficios y derechos que si hubiera sido un hombre. Ya entonces estábamos entusiasmadas por varias cosas: La primera, que Julianne Moore volviese a interpretar a una croqueta, porque eso, amigas, NUNCA es un motivo menor de alegría. La segunda, que la historia nos tocaba muy de cerca, y aunque fuera lacrimógena hasta la extenuación estábamos frente a un proyecto muy importante, y la tercera (last but not least), que la partenaire de Julianne iba a ser Ellen, a la que entonces denominábamos la no-croqueta más croqueta del panorama. Pero claro, justo el mismo día que te avanzábamos que la película iba por fin a realizarse, Ellen salió del armario publicamente, lo que le dio al proyecto una nueva dimensión. Y nos dió un patatús a todas, porque acrecentó exponencialmente nuestras ganas de verla YA.

 

Pues bien, parece que las actrices ya están en fase de preparación del guión, y de las escenas juntas. Este fin de semana Ellen Page se acercó hasta la neoyorkina casa de Julianne para preparar las líneas. Acompañada de su eterna gorra de Tomboy, y con un look ligeramente menos desaliñado que la última vez que la vimos, la canadiense se despidió de Julianne Moore en el umbral de su casa. Viéndolas juntas algo hace clic en mi cabeza. Esta película me va a gustar más de lo que pensaba.

Puedes suscribirte a nuestro canal de Telegram para enterarte de todos los artículos: https://t.me/hulems