barbara coppel montse oliver

Allá por el año 2003 la presentadora mexicana Yolanda Andrade entraba en Big Brother VIP 2, y sucedía una escena inédita en la televisión azteca: el país entero escuchó como Yolanda se lamentaba de que su pareja la había engañado, primero con un hombre, y más tarde con una mujer. Todos los ojos se volvieron hacia su compañera en el programa Hijas de la Madre Tierra, Montserrat Oliver, con quien cada vez las peleas en directo eran más frecuentes, y era evidente que ahí, algo pasaba. Las aguas se calmaron, ellas siguieron conduciendo el programa, y después iniciarían Mojoe, con igual éxito. Sin embargo, un nuevo personaje entraba en escena: Barbara Coppel.

Hija del empresario Ernesto Coppel, Bárbara es la socia de negocios de Montserrat Oliver, con quien tiene la compañía de moda Royal Closet (juro que esto no me lo estoy inventando, se llama así, y realmente no ayuda a disipar ningún tipo de rumor). Pero además, ellas dos mantienen una relación muy estrecha, como se puede apreciar en sus redes sociales, plagadas de fotos de las dos juntas haciendo cosas y yendo de viaje.

No es raro encontrar en la prensa mexicana noticias relativas a la relación de la modelo y la presentadora. Muchas fuentes aseguran que son pareja, que llevan juntas desde que se conocieron, y todo este tipo de cosas, llegando incluso a publicar que se han casado en secreto, y que están buscando ser madres. Realmente, nunca ha habido confirmación por ninguna de las partes: ellas, como mujeres libres que son, hacen lo que quieren, sin dar explicaciones a nadie. ¿Que son sólo amigas? Estupendo. ¿Que son más que amigas? Genial también. A nosotras nos parece todo bien, pero está claro que Montserrat Oliver y Barbara Coppel no podían faltar en Amigas sin derecho a roce. ¡Podéis enviarnos vuestras sugerencias para esta sección!

 


Desde Hay una lesbiana en mi sopa nos reservamos el derecho a eliminar cualquier comentario que no favorezca el debate, que incluya insultos hacia cualquiera o que, por otros motivos, contamine el ambiente de la web. Si el comportamiento persiste, se baneará al usuario correspondiente.