we are different but yet the same

Taiwan está considerado uno de los países asiáticos con mayor apertura a los derechos LGBT y son muchos los que piensan que algún día se convertirá en el primer país de este continente que legalice el matrimonio igualitario.

Mientras esperamos a que eso suceda, nosotras no podemos dejar de alegrarnos cuando encontramos noticias como esta, que nos demuestra que Taiwan sigue dando pasos hacia la igualdad. Y es que la reina del pop taiwanés (una muchacha llamada Jolin Tsai) acaba de lanzar el videoclip de su single We’re All Different, Yet the Same en el que se narra una preciosa historia de amor lésbico.

En él vemos a la cantante dándose su primer beso (al menos en pantalla) con una mujer, en concreto, con una actriz llamada Ruby Lin. Pero la historia no se queda en un beso y ya está, sino que la pareja del vídeo acaba casándose y pasando más de tres décadas juntas.

Con este videoclip, la cantante pretende dar su apoyo al matrimonio igualitario en Taiwán, una cuestión que provoca posturas muy encontradas en el país, pero que, al menos, se está debatiendo. Ojalá iniciativas como esta ayuden a que se lleve a cabo.

Vía: FocusTaiwan


Desde Hay una lesbiana en mi sopa nos reservamos el derecho a eliminar cualquier comentario que no favorezca el debate, que incluya insultos hacia cualquiera o que, por otros motivos, contamine el ambiente de la web. Si el comportamiento persiste, se baneará al usuario correspondiente.