Lo típico: Un personaje histórico a varios niveles pasa desapercibido para la industria del cine durante décadas, y de repente, zas, no tiene una sino dos películas en proyecto. Este es el caso de Billie Jean King, tenista de primerísimo nivel durante los años 70, que, por visicitudes de sus relaciones amorosas, se vio forzada a reconocer en público que era homosexual. Fue la primera de muchas, y aunque las batallas legales la llevaron a la ruina, ella hizo de su causa una bandera, siendo una de las figuras más reconocibles del movimiento LGBT. En 1973 se enfrentó al tenista Bobby Riggs en la llamada ‘Batalla de los sexos’, un partido de tenis que fue poco menos que la sensación del siglo, siendo el más visto por televisión y que ganó Billie Jean. Elizabeth Banks prepara una adaptación, pero no es la única.

emm astone

Emma Stone, junto a Steve Carrell, prepara otra película en torno a este partido. La nota de prensa asegura que va a ser un peliculón, y cita otras de los trabajos de la productora, como Slumdog Millionaire127 Hours, Little Miss Sunshine y Birdman. Mala pinta no tiene. Tendremos que esperar hasta 2016 para ver el resultado. ¿Se centrará sólo en el partido o sabremos algo de la vida amorosa de Billie Jean? Sea como sea, siempre es muy buena noticia que hagan películas sobre iconos lésbicos. Y más si es por partida doble.  

Vía: Deadline


Desde Hay una lesbiana en mi sopa nos reservamos el derecho a eliminar cualquier comentario que no favorezca el debate, que incluya insultos hacia cualquiera o que, por otros motivos, contamine el ambiente de la web. Si el comportamiento persiste, se baneará al usuario correspondiente.