La escritora Valerie Col abre consultorio en Hulems. Un rincón en el que, desde el humor, intentará solucionar vuestras dudas sobre el en ocasiones difícil mundo croqueta. Si tienes cualquier pregunta, puedes escribirle desde nuestro formulario de contacto. Tu mail no será mostrado en ningún momento.

alo-valerie

I’m the man

Querida Valerie: Resulta que mi novia y yo, que llevamos juntas diez años, tenemos un gran problema. Las dos somos muy femeninas, y cuando salimos por ahí no dejan de aparecer moscardones para ligar con una y otra. ¿Qué podemos hacer?. Laura, Madrid. 

Estimada Laura: El tuyo es un problema más habitual del que crees. Yo os recomiendo, desde mi humilde experiencia, que dado que os conocéis perfectamente y sabéis que es un sacrificio por vuestro amor, echéis una moneda al aire cada vez que vayáis a salir, y la que pierda se disfrace de vaquero. ¿De vaquero?, pensaréis. Sí, de vaquero, porque nadie en su sano juicio osaría a quitarle la chica al vaquero de Marlboro. O, directamente, a acercarse a ninguno en ningún bar (excepto si es Carnaval: ese día no salgáis de casa)

Relación materno-filial

Valerie, me pasa una cosa que no sé cómo solucionar. Yo quiero salir del armario en casa, y lo he hecho varias veces, pero mi madre no me cree, dice que es una fase. ¿Cómo le pongo solución a esto? Marta, Algeciras

Querida Marta: Las madres son un mundo aparte, un mundo que no estamos programadas para entender hasta que nosotras lo somos. De todos modos, puedes probar a forzar todas las situaciones, hasta que a base de acoso y derribo se de por vencida. Ejemplo práctico: “¿Qué quieres para comer hoy, hija?” “Pescado, mamá, es lo que más me gusta”, o el socorrido “Mamá, yo para ser feliz quiero un camión”. ¡Suerte!

Corte de pelo arriesgado

Hola Valerie. Yo ya no sé qué hacer para ligar, creo que las chicas no me reconocen como lesbiana, y por eso no me hacen caso. Lo último que he probado es a cortarme el pelo muy, muy corto, y a teñirme una bandera arcoiris en la nuca, para que no haya lugar a dudas, pero sigo sin encontrar a nadie. ¿Qué me recomiendas? Estoy desesperada. Ana, Palencia

Querida Ana: Se ve, se ve que estás desesperada. ¿Te has planteado que, quizá, un look tan agresivo es lo que haga huir ya no a las chicas, sino a cualquier ser humano en general? Te recomiendo que durante unos tres o cuatro meses no salgas de casa sin una peluca. Verás como con este sencillo gesto la gente deja de huir despavorida. Es el primer paso para conocer a alguien, que no huya en sprint con tu presencia.

Desde Hay una lesbiana en mi sopa nos reservamos el derecho a eliminar cualquier comentario que no favorezca el debate, que incluya insultos hacia cualquiera o que, por otros motivos, contamine el ambiente de la web. Si el comportamiento persiste, se baneará al usuario correspondiente.
  • Hola Valerie,
    Tengo un problemón. Mi exnovia se ha convertido en la pesadilla de cualquier croqueta común, se ha convertido en “BOLLOLOCA”. Lo dejamos hace un año y ella no consigue pasar página (aún…). Me llama por las noches, me acosa en la puerta de casa, me sigue por la calle, me envía cartas y me escribe por “wasaáh” a todas horas, le llora a mis amigos… ¡Incluso se tatuó mi nombre en la nuca!
    ¿Qué puedo hacer? Pedir una orden de alejamiento me parece excesivo dentro de este mundo bollodrama…
    Gracias de antebrazo.