Jane Lynch

La razón por la que puedo ser abiertamente homosexual es Ellen Degeneres. Fue como si el foco estuviera puesto sobre ella, y lo hizo. Es una pionera. Derribó puertas. Fue una cosa asombrosa lo que pasó con ella, las reverberaciones fueron enormes para la humanidad. Es enorme.

Con estas palabras agradece Jane Lynch, la eterna Sue Sylvester de Glee, a otra eterna de la televisión, Ellen DeGeneres, que abriera paso para el resto de lesbianas en el mundo audiovisual. En 1997, una fecha que debemos tener grabada a fuego en nuestras mentes, Ellen salió públicamente del armario, al tiempo que lo hacía su personaje en la teleserie que protagonizaba. La repercusión fue brutal. Era la primera vez que una mujer gritaba a los cuatro vientos que era lesbiana, y el mundo contuvo el aliento. Unos, por la emoción. Otros, por la osadía. La cadena que emitía su sitcom la canceló, y Ellen Pasó unos años en los que nadie la llamaba para trabajar.

Pero, como bien dice Jane Lynch, fue una pionera. Jane estaba en ese tiempo trabajando en anuncios para la televisión, y también en Chicago, en el teatro. A través de Makers.com, una plataforma de videos dedicados a las mujeres, Jane Lynch ha querido agradecer a Ellen que, machete en mano, abriera camino en la selva para el resto de la comunidad LGBT.

Vía: Gaystarnews


Desde Hay una lesbiana en mi sopa nos reservamos el derecho a eliminar cualquier comentario que no favorezca el debate, que incluya insultos hacia cualquiera o que, por otros motivos, contamine el ambiente de la web. Si el comportamiento persiste, se baneará al usuario correspondiente.