carol adela buscando el norteEs bastante impresionante el esfuerzo que está haciendo en los últimos tiempos la ficción española por estar al nivel de la extranjera. Siempre se han relacionado las series patrias con algo poco arriesgado, deslabazado, para toda la familia desde el bisnieto al tatarabuelo, y largo, muy largo. Afortunadamente, las productoras y las cadenas han sabido ver que, quizá, ese no era el mejor modelo, y que si las producciones extranjeras se llevaban tantas alabanzas, por algo sería. Pero una de las nuevas series de Antena 3, Buscando el norte, que se estrenó esta temporada, ha sabido dar la campanada y conquistar a la audiencia cogiendo lo mejor de cada modelo, y la cosa parece que funciona.

El primer episodio, lo reconocemos, nos costó un poco. Fue un festival del estereotipo, de cosas que ya no es que hubiéramos visto mucho, es que hace mucho que no veíamos. El personaje de Carol nos pareció poco desarrollado, y el impecable trabajo de Belén Cuesta no era suficiente. Eso sí, nos dio el inicio de algo que se ha convertido en lo mejor de la temporada: la relación de Carol y Adela.carol-y-adela-cama

Las dos mujeres duermen juntas en la primera noche de Carol en Berlín. Adela va muy borracha y nunca ha estado con una chica, pero Carol, que con alguna más ha estado, se pilla profundamente de ella. No lo puede evitar.

A partir de ahí asistimos a una historia de amor orgánica, natural, y con la que todas (sí, todas) nos podemos sentir identificadas. Enamorarte de la persona más difícil del mundo es una tónica de la humanidad. Carol intuye que lo suyo con Adela puede ir a más, que sólo tiene que romper esa capa de dureza que la otra chica tiene, y se pasa la temporada intentándolo, sin fruto ninguno. Hasta este último episodio. La película favorita de Adela es Love Actually, y Carol decide hacer un último intento.

Pues sí, vaya estafa. Afortunadamente, a veces las cosas, y más en la ficción, salen bien.

No sabemos qué pasará en el final de temporada, que se emite el próximo miércoles, pero estamos convencidas de que lo de #Carela (se lo copiamos a nuestros amigos de Ambiente G) no se va a quedar así. Ese beso… ese beso (y ese carmín corrido) dicen algo.

 


Desde Hay una lesbiana en mi sopa nos reservamos el derecho a eliminar cualquier comentario que no favorezca el debate, que incluya insultos hacia cualquiera o que, por otros motivos, contamine el ambiente de la web. Si el comportamiento persiste, se baneará al usuario correspondiente.
  • So, really? ????

  • Mari no es por aguar la fiesta pero aquí no hay más que negativas de Adela…

  • Loismustdie

    Mi apuesta: Adela empieza a darse cuenta que esta pillada por Carol y tambien que el Yurggen (o como se llame) no es trigo limpio. Con Carol veo dos opciones, o conoce a una Alemana potentisima y simpática y empieza a aplicarse lo de rendirse con Adela o aparece su misteriosa ex. En ambos casos Adela empezará a ponerse nerviosa y a interferir. Y acabarán juntas… porque me encanta esta pareja. Vaya química que tienen!!

  • Paula

    Puffff… Pues a mí no me gustan nada, me parecen de lo más sosas y tópicas, se suceden los topicazos uno de trás de otro con empatía y originalidad cero… Empezando desde los propios nombres que las han puesto, “Adela” y “Carol”. No creo que sea ninguna casualidad, los guionistas debieron decir: “Ey, llamémoslas como a los dos personajes lésbicos más famosos de los últimos tiempos, cómo van a poder resistirse a eso las lesbianas espectadoras, ¡¡qué listos somos!!”. Me huele todo a puro artificio con calzador.

  • A mí no me gustan nada, me parece una relación artificial y llena de topicazos sin ninguna gracia… no le veo el encanto por ningún sitio.

  • Naink

    Yo apuesto porque Adela se entera que lo de su padre es verdad, que “como se escriba” es canalla y al final tiene una crisis existencial y acaba en los brazos de Carol.

  • Sandy

    Es cierto que la serie peca de topicazos y sobre todo en lo relacionado con las lesbianas…se hacen cansinos, pero son muy monas las dos juntas. Me da rabia que todavia no he visto una serie española (con lo “progre” que somos) que muestre una relación lésbica “normal y corriente”, tan dificil es?? Siempre lo mismo, hetero se enamora de lesbiana…lesbiana sufre mucho hasta que la hetero se da cuenta de que siente algo pero mientras estoy con un chico…siempre lo mismo! Creo que podemos dar un pasito más, ya estamos preparadas!jeje

    • Paula

      Estoy totalmente de acuerdo, siempre son las mismas tramas y ya cansa (y esperad a ver si no acaba muerta una de esas dos, que no me extrañaría nada…). Es como si en toooodas las relaciones heterosexuales de las series una de las dos personas fuera homosexual hasta que se diera cuenta de que en realidad es hetero.

  • Heda

    Yo también creo que va a pasar algo, tal vez no terminan juntas en ésta temporada pero si hay otra yo creo que si, tal vez ahora será la hora de que Adela dude de verdad y sea ella quién se quiera acercar a Carol y Carol quién la aleje por no hacerse mas daño, quién sabe, el caso es que estas dos me han enamorado (sobretodo Carol) y tengo unas ganas de que terminen juntas!

  • Anais

    Yo opino que Carol se compre un chaleco antibalas.

  • El otro día vi el anuncio de la serie con el avance de uno de los capítulos y cuando vi q se despertaba de la cama con un tío, reafirmé el por qué me niego a ver series q buscan audiencia lésbica tan descaradamente…

    • Heda

      Ese anuncio es exactamente de éste capítulo (y por si alguien no lo ha visto aviso de que va spoiler) Ese trozo de que Carol se acuesta con Salva es el final de éste mismo capítulo y es una broma que le gasta el chico al ver que ella está de resaca. Están vestidos y le dice que es una broma y ella se cabrea pero riendo.

  • Martina

    Está más que claro que acabarán juntas. Si Carol no se echa pa’trás, que no creo —aunque lo de la escena con el pelirrojo me asustó— y Adela es sincera consigo misma, claro. Se os ha pasado mencionar la escena en la que Adela está en la cama con el alemán pensativa (por culpa de Carol, of course). Él le pregunta que en qué piensa y ella muy nerviosa contesta que “en nadie”. Huy, huy, huy… Aquí hay tema para rato y eso me encanta. Hacía mucho que no me enganchaba a una serie española y ésta lo ha conseguido, pese a sus fallos y clichés, creo que si se lo curran y saben profundizar mejor en estos personajes, la segunda temporada puede estar muy interesante.