…y nos de todo el Korrasami que faltaba en nuestras vidas

Turf Wars el cómic que continúa "La leyenda de Korra"

Que La leyenda de Korra se pasaba al noveno arte ya lo comentábamos el año pasado. Y aunque entre medias hemos tenido un número del Free Comicbook day (Día del cómic gratis estadounidense) con una miniKorra cuquísima, ha pasado tanto tiempo desde la noticia que casi se nos olvida. Lo bueno es que por fin se acaba la sequía. Y lo malo, que tendremos que esperar hasta junio del año que viene para volver a ver a la avatar en acción.

The Legend of Korra: Turf Wars (Luchas territoriales), es el título de este cómic de Dark Horse dividido en tres volúmenes. La historia enlazará casi directamente con el final de la serie de TV, ya que comienza justo después de la luna de miel las vacaciones de Korra y Asami en el mundo espiritual. La avatar y su novia regresan a una Ciudad República que, para no variar y como una capital cualquiera, se ve sacudida por problemas sociopolíticos de los de toda la vida (recolocar a los evacuados tras la última debacle), otroa no tan de toda la vida (listos que pretenden lucrarse usando la entrada al mundo espiritual como un parque de atracciones) y luchas de mafias.

Parece que el team Korrasami tendrá que aprender a compenetrarse aún mejor para enfrentarse a todo lo que se les viene encima. Aunque seguro que contarán con la ayuda del resto del equipo avatar en sus nuevas aventuras. Esperemos que haya mucha de esa compenetración en el cómic… y algún beso pues también, oye, que ya toca.

Sobre los autores, Michael Dante DiMartino seguirá capitaneando la nave Korrasami en cuestión de guión, con Irene Koh (Batgirl, Las Tortugas Ninja) a los lápices. Heather Campbell se encargará de las portadas y Bryan Konietzko, cocreador de la serie, actuará como asesor.

Ánimo, fans. Ocho meses se pasan volando.

Vía: blog oficial de Dark Horse

Desde Hay una lesbiana en mi sopa nos reservamos el derecho a eliminar cualquier comentario que no favorezca el debate, que incluya insultos hacia cualquiera o que, por otros motivos, contamine el ambiente de la web. Si el comportamiento persiste, se baneará al usuario correspondiente.