Después de 14 años juntas y dos hijas en común, Deb (Yvonne Jung) y Trish (Karen Sillas) están emocional y físicamente a kilómetros y eones de distancia: Deb, ama de casa, se mantiene ocupada cuidando a los dos retoños del matrimonio, Suzie y Sam, mientras Trish descuida su trabajo en una clínica dental para ocuparse del mantenimiento de la tumba de su padre, que murió hace 5 años, y para ayudar a su madre a asumir la ausencia de su marido.

stuff-deb_trish

Con la evidente distancia entre el matrimonio como aval, aparece en escena Jamie (Tracie Dinwiddie, de Elena Undone), la sexi madre de un compañero de la hija menor del matrimonio, que llegará para trastocar los cimientos de la vida que había creído construir Deb junto a su mujer. Porque, por hacer referencia al título, estas cosas pasan.

Con buen ritmo, Stuff juega con personajes con los que es fácil empatizar: todas podemos ponernos en la piel de la mujer que pierde a un ser querido tan cercano y que en parte ha perdido también el equilibrio entre el pasado y el presente y se ha sumido en una ceguera de la que solo puede salir con una piedra con el nombre de su padre que lapide también su propia transición.

Y todas podemos sentirnos identificadas con esa ama de casa, que renunció al mundo laboral para dar a luz y criar a sus niñas y para que su esposa hiciese carrera profesional, y que, cuando parte de esa ecuación vital se desmorona, busca consuelo en los brazos tatuados de una madre sexi y diametralmente opuesta a la monotonía de su relación. Sin más florituras o giros de guion innecesarios, la moral monógama de fidelidad de la audiencia ya se encarga de hacer el resto: se puede tanto empatizar con la pareja protagonista como recriminarles esas conductas políticamente incorrectas.

stuff-pelicula

Un tema delicado que en esta cinta de 2015 se adereza con golpes de humor, pero la visibilidad o normalización también pasa por esto: las mujeres lesbianas podemos casarnos, pero también podemos, claro, tener crisis matrimoniales que desbaraten nuestra existencia. Problemas mundanos que le pueden ocurrir a cualquier pareja, pero que nos humanizan, enseñan una cara de la moneda que hemos podido ver en distintas ocasiones –paradigmáticas Bette y Tina en The L Word– pero que siempre es refrescante volver a ver en la gran pantalla.

Suzanne Guacci firma Stuff, y la cineasta ya nos había dado previamente más títulos lésbicos, como el corto A Soft Place de 2009. Dos años antes, Guacci había fundado junto a su pareja, Theresa Aquilina, Aspire Productions para crear personajes “personales y auténticos” con Long Island como telón de fondo, y con esta nueva producción desde luego que lo han conseguido.

Si queréis ver Stuff en el marco de la Sección Panorama de la 21 edición del LesGaiCineMad, todavía tenéis dos oportunidades: el 4 de noviembre en la sala Azcona de la Cineteca del Matadero, y el día 9 en el Centro de Formación de San Sebastián de los Reyes.

 

 


Desde Hay una lesbiana en mi sopa nos reservamos el derecho a eliminar cualquier comentario que no favorezca el debate, que incluya insultos hacia cualquiera o que, por otros motivos, contamine el ambiente de la web. Si el comportamiento persiste, se baneará al usuario correspondiente.