La primera incursión cinematográfica de la modelo Erika Linder es un primer plano de su cara durante una escena sexual. Así empieza la muy esperada Below Her Mouth y así comienzan los pasos de la modelo sueca en la industria del cine, con esta cinta en la que el equipo técnico y artístico está integrado 100% por mujeres. Este drama de 2015 fue un descubrimiento en el festival TIFF de su Canadá natal y, como suele pasar en estas ocasiones, su estreno internacional en el marco del madrileño LesGaiCineMad levantó pasiones y ampollas en los corrillos cuando terminó el primer pase.

below-her-mouth

Con dirección de April Mullen y guion de Stephanie Fabrizi, Below Her Mouth nos deja claro en las primeras escenas que Dallas (Erika Linder), una techadora de origen sueco, no está hecha para una relación. O eso le explica a su chica después de acostarse con ella, tras lo cual la deja para volver a su antiguo apartamento, en el que ahora vive su mejor amiga. Y el remedio para olvidar ese tiempo de monogamia es salir de fiesta con su compinche a un local de ambiente.

En el baño del garito Dallas verá, no por primera vez, a Jasmine (Natalie Krill), editora de una revista de moda. No es la primera vez porque, aquella misma mañana, Dallas ya la había visto cuando la editora salía de su casa, porque la techadora y su equipo estaban haciendo obras en el edificio de al lado. Dallas va a por todas con Jasmine, prometida con un hombre de negocios, aunque lo único que consigue la sueca esa velada es un beso de Jasmine y pasar la noche con una camarera a la que su amiga se ha estado camelando durante semanas.

below-her-mouth-1

Dallas y Jasmine vuelven a verse, como es lógico. A fin de cuentas la techadora trabaja justo al lado de la casa de la editora. A la mañana siguiente, Dallas le da los buenos días a Jasmine desde las alturas de un tejado, poco tiempo después de que Jasmine tuviese un interesante encuentro con el chorro de agua de la bañera. La sueca deja caer que ese día terminará la obra de esa casa, y que si quiere volver a verla, la oportunidad es que vuelva antes de que anochezca. Y Jasmine, que tiene una sesión de fotos, le deja claro a su asistente que ese día quiere terminar pronto para volver a casa.

below-her-mouth-2

Las chicas salen a tomar una copa, aprovechando que el prometido de Jasmine está de viaje de negocios. Y después de un tira y afloja, acaba pasando lo que nos prometía el tráiler de Below Her Mouth: Dallas y Jasmine comparten escenas de sexo a lo largo de todo el filme, algunas de ellas con arneses y dildos de por medio, secuencias que se van entremezclando con otras más intimistas en las que podemos saber más de las dos. Dallas nunca ha creído en las relaciones pero siente que Jasmine es con la mujer con la puede funcionar, y Jasmine le explica que solo ha besado a otra chica una vez, una amiga de la adolescencia a la que su madre le prohibió volver a ver.

Potente y dinámico drama en clave femenina que da un giro cuando el prometido de Jasmine vuelve del viaje y pilla a las dos mujeres en la bañera, de nuevo con arnés de por medio. Below Her Mouth compite en la Sección Oficial de la 21 edición del LesGaiCineMad, y, para aquellas que estéis en Madrid, todavía tenéis dos oportunidades para ver la película: los días 5 y 11 de noviembre se proyectará en la Sala Azcona de la Cineteca del Matadero.

 

 


Desde Hay una lesbiana en mi sopa nos reservamos el derecho a eliminar cualquier comentario que no favorezca el debate, que incluya insultos hacia cualquiera o que, por otros motivos, contamine el ambiente de la web. Si el comportamiento persiste, se baneará al usuario correspondiente.
  • Paula Alonso

    ¿Ya está, nada más que contar? Me ha sabido a poco la review… No sé, cómo son las escenas de sexo, las actuaciones, si os gustó, si está bien para toda la expectación… Se queda muy corta la crítica.

    • Pepi

      Jajajajajaja. He intentado no hacer demasiado espoiler, mea culpa. A mí sí me gustó, pero, como digo al principio, en los corrillos se podían escuchar críticas a favor y en contra, como pasa siempre. Erika Linder está muy bien para ser su primer papel, y las escenas de sexo (bastantes) son creíbles y yo he notado esa visión femenina de ser el 100% de las personas que han hecho esta producción mujeres. La trama puede ser más o menos creíble (conocerse, intimar y enamorarse en lo que dura un suspiro), pero como esas cosas también pasan en la vida real, con más o menos frecuencia, no pierde fuerza. Del final sí que no voy a hablar porque eso ya sería un espoiler de proporciones épicas, pero espero haberte ayudado 🙂

      En cuanto si está bien para toda la expectación, pongo la mano en el fuego a que la clasificarían sería para mayores de 18 años. Pero esa es una clasificación institucional, claro, así que ya quedaría en el criterio de cada cuál si le gusta una película bastante erótica o si prefiere producciones más light.

      ¡Un saludo, y espero haberte sido de ayuda!