Nunca subestimes a las Guerreras, o eso debieron de pensar las eslovenas después del partido de ayer (30:18). Y es que en este Europeo de balonmano celebrado en Suecia había empezado con dos derrotas muy dolorosas ante Suecia (25:19) y Serbia (23:25).

España necesitaba ganar con una diferencia de 5 goles para poder pasar a la “Main Round” así que desde los primero minutos se pusieron en marcha con un parcial de 6:1, destacando la gran labor defensiva y la escandalosa actuación de Silvia Navarro con más de 10 paradas en la primera parte (14:5). Un último tiro de Nerea Pena a falta de 2 segundo dejó esa diferencia de 9 goles.

En la segunda parte del partido, los primeros 15 minutos fueron difíciles ya que Eslovenia redujo hasta los 5 goles la diferencia con una gran Tamara Mavsar (5 goles). Pero cuando las Guerreras sacan el flow no hay quien les pare, así que Nerea Pena (6 goles) cogió la batuta y empezó a asistir, meter y dirigir al equipo a una victoria más que suficiente. Siendo a día de hoy el partido con más diferencia de goles de todo el Europeo.

Al final del partido se premió a Alexandrina C. Barbosa (España) como MVP del partido por tener un porcentaje de tiro del 63% (5 goles) y por su actuación determinante a la hora de defender, provocando robos y perdidas al equipo contrario. Desgraciadamente Marta Mangué, la capitana, no pudo jugar: sufre de una rotura parcial del ligamento interno de la rodilla por lo que estará apartada de los terrenos de juego entre 8 y 10 semanas.

En la siguiente ronda nos toca jugar contra Francia, así que cruzamos los dedos porque las Guerreras se diviertan en el partido y nos salga algo chulo.

 

.- La maldita lisiada

Puedes suscribirte a nuestro canal de Telegram para enterarte de todos los artículos: https://t.me/hulems