De la mente de A.M. Irún ha salido una de las trilogías más exitosas de los últimos tiempos en cuanto a litles se refiere, la que comenzó con Nico, por favor, siguió con El sentido de la vida de Carla Pi, y finalizó (de momento) con Aquí se quisieron Carla y Nico. A.M. es una de las autoras que participan en nuestra antología de relatos Cada día me gustas más, y por eso le hemos preguntado sobre su relato, y sobre sus planes de futuro.

¿De qué va El guisante de la princesa?

Siempre me han dado mucha rabia esos cuentos de princesas en los que jóvenes desvalidas son manejadas al antojo de malvadas reinas y apuestos príncipes. Así que cogí uno de esos clásicos infantiles y le di una vuelta LGTB. Me ha salido un relato un tanto perverso, pero, si lo piensas fríamente, los cuentos clásicos infantiles tienen mucho de perverso.

¿Por qué quisiste participar en este proyecto?

Hulems es una de las webs lésbicas de referencia en español y me gustaría que así siguiera siendo durante mucho tiempo. Ha logrado crear una comunidad de chicas ávidas de cultura LGTB que visitan la web en busca de referentes positivos. Para que dure el proyecto, es necesaria una mínima financiación y, cuando las chicas de Hulems me pidieron aportar mi granito de arena en un libro colectivo que se pondría a la venta para recaudar dinero, no me lo pensé dos veces.

Ojalá yo hubiera tenido un Hulems en mi adolescencia.

¿Qué nuevas historias te traes entre manos?

Pues varias, pero mi cabeza va más rápido que mis manos y me lleva un tiempo sacarlas. En pocos meses saqué tres libros que han tenido mucho éxito (Nico, por favor,  El sentido de la vida de Carla Pi, y Aquí se quisieron Carla y Nico). Necesitaba parar un poco y tomarme las siguientes novelas con más calma. En 2017 espero sacar dos libros nuevos, con personajes diferentes. En mi mente tengo publicarlas en primavera y en verano, pero ya iremos viendo.

Pero, ahora mismo, ¿estás con algo?

Sí. Estoy trabajando en una historia titulada “Sea” sobre cómo sabemos si las decisiones que tomamos son las correctas o no. La protagoniza Mar, que siempre ha deseado tener un puesto de responsabilidad en una cadena de tiendas de moda, pero Bego se le cruza en su vida y, como tiene unas buenas tetas, pierde un poco el rumbo. Eso es el planteamiento, claro, porque cundo te pones a escribir, los personajes se te revelan y hacen lo que les da la gana, así que veremos cómo acaba la cosa. Yo estoy deseando llegar al final para saberlo.


Desde Hay una lesbiana en mi sopa nos reservamos el derecho a eliminar cualquier comentario que no favorezca el debate, que incluya insultos hacia cualquiera o que, por otros motivos, contamine el ambiente de la web. Si el comportamiento persiste, se baneará al usuario correspondiente.