Kim Burrel es una de las cantantes de gospel más reconocidas de Estados Unidos. Además, también es pastora de su propia congregación, desde donde aprovecha, según hemos sabido esta semana, para lanzar discursos incendiarios contra los homosexuales, a los que considera pecadores, pervertidos, y una larga lista más de adjetivos que, bueno, tampoco es como si fueran nada nuevo bajo el sol homófobo.

Como transcribe Vanity Fair, Burrell piensa que “Tú, como un hombre, abres tu boca para tomar el pene de otro hombre en tu cara, ¡eres un pervertido! Tú eres una mujer y sacudes tu cara en los pechos de otra mujer, ¡eres una pervertida!”. Paz y amor. Burrel ha intentado matizar el discurso arguyendo que “nunca dije LGBT. Dije PECADO. Para cada persona que está lidiando con el espíritu homosexual en él, os quiero porque Dios os quiere. Pero Dios odia el pecado”.

El caso es que Burrell participa en la banda sonora de Hidden Figures, una película que se estrenó el pasado día 25 de diciembre sobre un grupo de mujeres negras que ayudaron a poner un pie en la Luna, pero que la historia ha borrado completamente del relato. Una de las entrevistas que tenía previstas para promocionar el film iba a tener lugar en el programa de Ellen DeGeneres, pero la presentadora ha confirmado vía Twitter que esa entrevista no va a tener lugar.

Para aquellos que se lo estén preguntando, Kim Burrel no aparecerá en mi show.

Ellen, además de presentadora de su show, es productora, lo que significa que tiene poder para decidir quien aparece y quien no aparece. Lo más lógico del mundo es que si esta señora se dedica a esparcir el odio y a insultar, lo haga desde su casa si le da la gana, y no darle una plataforma que ven millones de americanos. Digo yo. Bueno, pues a Kim le ha sentado esto regular, y en un video de Facebook Live ya borrado, la cantante ha dicho que ella “hace lo que Dios le dice que haga”, y que “no va a excusarse o disculparse”.

Vía: Out | EW


Desde Hay una lesbiana en mi sopa nos reservamos el derecho a eliminar cualquier comentario que no favorezca el debate, que incluya insultos hacia cualquiera o que, por otros motivos, contamine el ambiente de la web. Si el comportamiento persiste, se baneará al usuario correspondiente.