Como otra cosa no, pero las chorradas nos flipan, el año pasado nos dimos cuenta de que el 16 de enero es el Día internacional de la Croqueta. Y, ¿acaso hay mejor forma de celebrarlo que entregando un galardón? Por supuesto que no. En la pasada edición, el reconocimiento a Croqueta del año se lo llevó la blogger, y trendsetter, y muchas cosas más, Dulceida. Para este año, las candidatas son las siguientes:

Lauren Jauregui: La cantante de Fifth Harmony salió del armario como mujer bisexual, lo que la convierte en una de las más visibles a nivel internacional, además de, probablemente, la más conocida entre las jóvenes.

Sara Ramirez: Tras interpretar durante varios años a la doctora bisexual más conocida de la televisión, la propia Ramirez contó que ella, a su vez, también era una mujer orgullosamente bisexual.

Samira Wiley: La actriz lesbiana vive una de las relaciones más públicas de Hollywood, y su trabajo en la última temporada de Orange is the new black merece esta mención.

Ruby Rose: Amada y odiada a partes iguales, Ruby es un referente en visibilidad. Este año ha copado portadas por ser un icono de la moda y, sobre todo, por el videoclip de The Veronicas que ha compartido con su novia.

Mara Wilson: La actriz se convirtió en todo un simbolo al salir del armario con motivo de la victoria de Trump. Fue la primera de muchas.

Maria Such: La valenciana es la diputada más joven del congreso, y además una mujer orgullosamente visible.

Las chicas del beso anti-Trump: En una manifestación en contra del presidente electo, el fotógrafo Hennessy Vandheur captó esta imagen, que se ha convertido en todo un símbolo.

Kaitlyn Alexander: Kaitlyn se ha convertido en un referente de las personas no binarias a través de su trabajo en la webserie Carmilla, además del resto de proyectos que tiene en marcha.

Gema Hassen Bey: La atleta paralímpica fue la única famosa española en salir del armario en 2016.

El día 16 daremos a conocer los resultados. ¡A votar!

*Es posible que desde dispositivo movil NO se vea el contenido multimedia para votar. Por favor, hazlo desde un ordenador. 

Desde Hay una lesbiana en mi sopa nos reservamos el derecho a eliminar cualquier comentario que no favorezca el debate, que incluya insultos hacia cualquiera o que, por otros motivos, contamine el ambiente de la web. Si el comportamiento persiste, se baneará al usuario correspondiente.