Hay pocas cosas que me gustan más que las camisetas. Tengo muchas, y cuando digo muchas, quiero decir MUCHAS. Si, además, le pones un mensaje o un diseño atractivo, ya está, no hay nada que hacer, tengo que tenerla. Es por eso por lo que me da rabia no tener un par de décadas menos para poder suplicar por alguna de las de Crossing Arrows.

El proyecto de Tricia Steffes, que se puso en marcha en 2016, es una marca que vende desde vaqueros a capas de superhéroes (¡capas de superhéroes!) a camisetas con mensajes de empoderamiento que rompan los tan nocivos y perniciosos estereotipos de género que limitan a los niñas desde pequeñas.

Inspirada en su propia hija, Allie, de 5 años, a quien no le gustan ni los vestidos, ni el rosa, ni las princesas pero sí la ropa de niño, Steffes se puso manos a la obra y diseñó una línea de camisetas que quiere reflejar el mensaje de que “el progreso es mucho más importante que la perfección” para que las niñas salgan de su zona de confort y se sientan “con confianza para poder perseguir lo que sea a lo que quieran dedicarse. Sea tanto en el ámbito académico, la música, la robótica, la danza…”

Allie, como el resto de su clientela, está encantada con la colección y, hasta el momento, todo han sido éxitos y experiencias positivas que esperamos que se sigan repitiendo durante todo este año, en el que pretenden desarrollar una línea para niños con autismo.

Vía: Huffington Post

Puedes suscribirte a nuestro canal de Telegram para enterarte de todos los artículos: https://t.me/hulems