Aún queda medio año para que la nueva temporada de Orange Is the New Black regrese a la parrilla virtual, pero mientras, Netflix ha desarrollado un sencillo experimento para que no echemos tanto de menos a las reclusas de Litchfield.

El nuevo producto de la compañía es Netflix Infinite Runner, y es el salto de Piper Chapman, una de las figuras más importantes de la serie coral, al videojuego. Y salto nunca mejor dicho porque, con una interfaz muy sencilla, el programa recuerda al primigenio Mario Bross y sus saltitos para conseguir monedas.

Netflix Infinite Runner da la opción de escoger entre cuatro jugadores: Pablo Escobar, de Narcos, que en una selva como escenario tiene que recolectar fardos de droga; Marco Polo tiene que conseguir unos cuernos; Mike Wheeler, de Stranger Things, lucha por recolectar gofres y la protagonista de OITNB, claro, que da brinquitos para conseguir la mítica gallina de la serie.

Lo que más mola no es solo el cameo de Alex y Crazy Eyes por los pasillos de la prisión, sino también que de fondo podemos escuchar una versión a lo videojuego de la canción de cabecera de OITNB, “You’ve got time”, de Regina Spektor.

Pues ya sabéis qué hacer si os aburrís. ¡A por las gallinas!


Desde Hay una lesbiana en mi sopa nos reservamos el derecho a eliminar cualquier comentario que no favorezca el debate, que incluya insultos hacia cualquiera o que, por otros motivos, contamine el ambiente de la web. Si el comportamiento persiste, se baneará al usuario correspondiente.