Volvemos con nuestras croquetillas preferidas para hablar de un tema sobre el que mucha gente ha dado su opinión y del cual se sigue hablando. Hace un tiempo, leímos un artículo que hablaba de Caitlyn Jenner e inspirados por un vídeo de Chase Ross, activista trans, hemos decidido hablar sobre ellos. Caitlyn Jenner dijo en una entrevista que lo más complicado de ser mujer era saber qué ponerse y realmente, seguimos sin creer que dijera esto.

caitlyn-jenner-01-800

Querida Caitlyn,

No. Simplemente, no. Tenemos muy claro que no representas, por ejemplo a Guillem ni a muchos otros hombres trans y sobre todo, no a una inmensa mayoría de mujeres trans. Hay que admitir que estamos felices por que por fín, gracias a tu experiencia, muchas personas ‘conocen’ o le ponen cara a una persona trans y eso mola. Pero no, eres una persona con muchos privilegios dentro de la comunidad trans, pese a ser mujer. Eres esa persona que salió del armario, y tras meses de no saber nada de ti, hiciste tu primera aparición publica EN UNA REVISTA, con tu transición física prácticamente realizada (a ojos del mundo). Es obvio que hay un proceso psicológico, pero has hecho en 3 meses lo que alguien normal y corriente, sin la pasta que tienes tú, no podría hacer en años.

Y wow, el hecho de que señales como ‘LO MAS DIFÍCIL DE SER MUJER ES SABER QUE PONERSE‘, y generalices con algo tan frívolo como eso me parece espeluznante. Lo más difícil de ser mujer es soportar el machismo de la sociedad y todo lo que ello implica: violencia machista, asesinatos, vejaciones, insultos, tráfico de mujeres en redes de prostitución, discriminación salarial, discriminación por lugar social… Hay mujeres trans de color siendo asesinadas, hay mujeres trans que deben dedicarse a la prostitución para poder seguir su tratamiento hormonal o simplemente para vivir, hay adolescentes transexuales suicidándose por la presión y el estigma social…. y tú solo te preocupas de salir bien en la foto. No, Caitlyn, no. Necesitamos que seas parte de la comunidad pero no nos sientas como algo externo a ti, que conozcas las realidades y las asumas como propias.

Después de esta reflexión, nos gustaría invitaros a comentar en esta entrada sobre vuestra visión al respecto. Seguramente también tenéis algo que añadir. Muchas gracias por leernos y… ¡Hasta la próxima, croquetillas!


Desde Hay una lesbiana en mi sopa nos reservamos el derecho a eliminar cualquier comentario que no favorezca el debate, que incluya insultos hacia cualquiera o que, por otros motivos, contamine el ambiente de la web. Si el comportamiento persiste, se baneará al usuario correspondiente.