Como sabréis, nuestros vecinos anglosajones tienen muchísima tradición teatral, un arte que consideran casi como un tesoro patrio, y dentro de todas, la Royal National Theatre es la compañía nacional de teatro inglesa. Por ella han pasado actores de la talla de Judy Dench y Anthony Hopkins, y ente sus directores destaca Laurence Olivier. Desde 2015  es Rufus Norris quien está a la cabeza de la compañía, y para la nueva temporada van a representar uno de los clásicos de Shakespeare, Noche de Reyes, pero algo más acorde al siglo XXI.

Tamsin Greig (Episodes), va a intepretar a Malvolio, quien en la obra original es engañado para que crea que su jefa está enamorada de él. En la nueva adaptación Malvolio será Malvolia, lo que le da una nueva visión a la misma historia. En una entrevista, la actriz defiende a tope a su director en su decisión.

En el teatro no hay parte que no pueda hacer una mujer. Creo que del modo que Simon lo ha dirigido, ha abierto la conversación acerca de la fluidez de la identidad. Actualmente, puede ser que siempre haya sido así pero la conversación está en boga ahora, no nos definimos a nosotros mismos en los límites que estaban establecidos. Y como esta conversación está en el candelero, tienes que tener cuidado de cómo participas en ella, y no participar porque sí.

 

No es la primera vez, ni será la última, en la que las obras del autor teatral más famoso de todos los tiempos ven giros en sus tramas, y más concretamente giros croqueta. Él mismo, en los textos originales, deja la puerta siempre abierta a que sus personajes tengan algo más. Últimamente hemos podido ver versiones LGBT de Romeo y Julieta, de Sueño de una noche de verano, y de algo parecido a Hamlet. Cuando dicen que los buenos textos son universales, se deben referir a esto.

Vía: Pink News

Puedes suscribirte a nuestro canal de Telegram para enterarte de todos los artículos: https://t.me/hulems