En 1936 sucedió algo en Reino Unido que sacudió a una de sus instituciones más tradicionales, la monarquía. El Rey Jorge V murió a principios de año, y había de sucederle su hijo mayor, Eduardo, quien en la fecha estaba soltero, aunque tenía una relación con Wallis Simpson, una mujer norteamericana que había estado casada anteriormente, y que se había divorciado de su primer marido. Esto, para la época, era un escándalo, y más cuando el rey manifestó su voluntad de contraer matrimonio con ella. Finalmente, y después de muchos tira y afloja, Eduardo abdicó del trono para poder hacerlo.

En el 80 aniversario de este hecho, Shaping Scars quiere recordarlo, hilando con los sacrificios que se hacen por amor. Con un poema que se inspira en la historia de Eduardo y Wallis, dos mujeres danzan al compás de la música. Las dos están seguras de lo que sienten por la otra, pero mientras que una acepta su realidad sin problemas, la abraza, la otra lucha con sus demonios para poder amar libremente.

Vía: Lesbianlips


Desde Hay una lesbiana en mi sopa nos reservamos el derecho a eliminar cualquier comentario que no favorezca el debate, que incluya insultos hacia cualquiera o que, por otros motivos, contamine el ambiente de la web. Si el comportamiento persiste, se baneará al usuario correspondiente.