Escasas semanas después de que diera comienzo la serie de nuestra otra superheroína lesbiana favorita en el barrio vecino de DC, aterriza en Marvel América Chávez luciendo la bandera de barras y estrella en sus ajustados vaqueros y camisetas.

Creadora de agujeros espacio-temporales. Hija de dos madres. Ex-Jóvenes Vengadores y actual miembro de The Ultimates. BFF de Loki y Kate Bishop (a.k.a. Hawkeye). Sarcástica, divertida e irreverente. Así es América Chávez y la nueva serie de Marvel.

Cansada de ser una heroína a tiempo completo, América decide inscribirse en la universidad de Sotomayor, donde la mayoría de sus alumnos tienen poderes, y así darle un cambio a su vida. Tendrá que dejar atrás a su novia y su vida de siempre, pero es lo que quiere y necesita, y está dispuesta a llevarlo a cabo.

El foco principal de la serie, a diferencia de lo que solemos encontrar en las del estilo que se centran más en la historia, está en el personaje de América y en su construcción. Y es aquí donde más se notan los antecedentes de Gabby Rivera, escritora de la novela juvenil lésbica Juliet takes a breath y encargada del guión, que quiso que la historia girase en torno a qué siente, por qué y cómo le afecta a América lo que sucede a su alrededor. América supera las expectativas, le da a Chávez la serie que necesitaba y se merecía y tiene todas las papeletas para convertirse en una de las favoritas de este 2017.

En cuanto a diversidad, nunca habrá suficiente. Los cómics, y el resto de la industria del entretenimiento en general, parecen haber recibido el toque de atención y se los ve, a paso de tortuga, eso sí, dispuestos a ponerse al día. Dentro de los grandes avances que se están haciendo en esta dirección podemos incluir América. Si ya de por sí, el número de series protagonizadas por un personaje LGBT dentro del cómic mainstream no es muy alto, se pueden contar con los dedos de una sola mano, y nos sobran, cuántos de ellos no son blancos. Concretamente son dos, World of Wakanda y, ahora, América. Si esto fuera poco, vamos para bingo, porque detrás, a los lápices y al guión, Marvel ha puesto a dos latinos, Joe Quinones y Gabby Rivera. Puedes comprar el comic aquí. 

Desde Hay una lesbiana en mi sopa nos reservamos el derecho a eliminar cualquier comentario que no favorezca el debate, que incluya insultos hacia cualquiera o que, por otros motivos, contamine el ambiente de la web. Si el comportamiento persiste, se baneará al usuario correspondiente.