Mientras el mundo bailaba al ritmo de Every Breath You Take Girls Just Want to Have Fun, en aquel lejano 1983 había una chica que se lo pasaba bien y hacía historia, mucho más allá de la tierra. En el año de esos hits, Sally Ride se convertía en la primera mujer estadounidense en viajar el espacio, la primera en el bloque capitalista de aquella Guerra Fría. Y aunque antes que ella ya lo hizo Valentina Tereshkova en el bloque soviético, es Ride la que va a entrar en la colección de figuras de LEGO que homenajea a cinco mujeres importantes en la historia de la NASA. Ride que, además de ese hito, era lesbiana y compartió 27 años con Tam O’Shayghnessy, aunque no salió del armario en vida.

Antes que LEGO, Ride ha recibido el reconocimiento de otras empresas como Google, que le dedicó uno de sus famosos doodle el 26 de mayo de 2015, cuando hubiera cumplido 64 años, y también ha recibido -de manera póstuma- la Medalla de la Libertad de Estados Unidos, el máximo honor que puede obtener un civil en ese país. La viuda de Ride aceptó el premio de la mano de Barack Obama en 2013.

El año pasado, LEGO se envolvía de polémica al no incluir ninguna mujer en su colección de figuras La Aventura de la Historia, y ahora, con esta nueva iniciativa de mujeres pioneras en la carrera espacial de la NASA, homenajearán, además de a Ride, a Margaret Hamilton -desarrolló el software de vuelo a bordo de las misiones Apolo-, a Katherine Johnson -calculó y verificó las trayectorias de los programas Mercury y Apolo, incluido el 11-, a Nancy Grace Roman -una de las primeras ejecutivas de la NASA- y a Mae Jemison, la primera mujer negra en viajar al espacio, en 1992.

Puedes suscribirte a nuestro canal de Telegram para enterarte de todos los artículos: https://t.me/hulems