Tras una larga pelea contra la burocracia, el matrimonio formado por María José Torres y Brenda Kelleher ha conseguido que su bebé Lennon conste como hijo de las dos, y no sólo de su madre gestante como pretendía el Registro Civil de Denia. Casadas desde 2007 y con dos de sus hijos inscritos correctamente, se encontraron con problemas al no presentar el documento de la clínica en el que se certifica que el hijo es resultado de un tratamiento de reproducción asistida.

 La pareja de mujeres había víctima de una discriminación flagrante, ya que no se solicita este tipo de documento en los matrimonios heterosexuales, y reclamaron a través de la plataforma digital Change.org que se les diera el mismo trato que si su hijo hubiera sido fruto de la relación de un hombre y una mujer. Con más de 100.000 firmas a su favor, la Dirección General de Registros y Notariado aceptó el recurso, reconociendo a Lennon como hijo de las dos mujeres, con lo que se encontrará en el libro de familia junto a sus hermanos.

 Con esta resolución se abren las puertas para futuros casos y que todos los hijos de los matrimonios igualitarios sean tratados de igual forma que los formados por hombre y mujer. En referencia al artículo 44 de la Ley del Registro Civil de 2011, la resolución expresa que se ha intentado facilitar la determinación de la filiación de los bebés de matrimonios de mujeres, con independencia las técnicas utilizadas.

 Si bien al Registro Civil de Denia, y en general a todos los españoles, le queda mucho que evolucionar, los tratamientos de reproducción asistida han sabido adaptarse a los tiempos y ahora ofrecen la posibilidad a las parejas de mujeres de elegir la maternidad compartida. Este método se denomina ROPA, significando las siglas ‘Recepción de Ovocitos de la Pareja’. La técnica sigue el procedimiento de la fecundación in vitro normal, pero se extraen los óvulos de una de las mujeres para inseminarlos con esperma de un donante, y después se introducen los embriones en el útero de la otra mujer. De esta forma ambas pueden participar en el embarazo, una como madre donante, y la otra como madre gestante. ¿Conoces a alguien que haya utilizado este método? ¿Nos cuentas tu experiencia?

Desde Hay una lesbiana en mi sopa nos reservamos el derecho a eliminar cualquier comentario que no favorezca el debate, que incluya insultos hacia cualquiera o que, por otros motivos, contamine el ambiente de la web. Si el comportamiento persiste, se baneará al usuario correspondiente.
  • Chinaski

    A día de hoy no deberían ocurrir estas cosas, más que nada porque creo que es más un problema burocrático que legal ya que nuestras leyes (C.Civil) consideran al hijo tenido por uno de los cónyuges directamente del otro si nadie reclama la paternidad, claro.(Y esto también se aplica a hijos de dos mujeres). Me caso en unos meses y tambien planeo utilizar esta técnica de la que habláis. Bravo por esta pareja que hizo valer sus derechos!

  • Love-Shop.es

    Algo de mano tienen sí los registros. No es una elección personal inscribir o no, pero en la conciencia de cada registrador está el abrir la mano o no