Cada vez son más los padres que, al salir sus hijos e hijas dle armario, se lo toman con un humor que es imposible no sonreir un poco. De verdad. Este mismo año te hemos hablado de un padre que le regaló un paraguas muy especial a su hija, y de la mega fiesta que otros celebraron por el mismo motivo. Cada una de estas historias es una perla que nos recuerda que es legítimo tener reparo y miedo al hablar con tus padres, pero que lo más seguro es que todo salga bien. Para otra muestra, otro botón: atención a la historia que cuenta esta usuaria de tumblr.

Salí del armario para mis padres el mes pasado. Esta mañana de Pascua bajé para buscar mi cesta y no la encontraba por ningún sitio. Entonces mi madre me dio una pista: “Está donde estabas tú el año pasado”.

La había dejado dentro del armario.

Vía: Elegí mal día


Desde Hay una lesbiana en mi sopa nos reservamos el derecho a eliminar cualquier comentario que no favorezca el debate, que incluya insultos hacia cualquiera o que, por otros motivos, contamine el ambiente de la web. Si el comportamiento persiste, se baneará al usuario correspondiente.