Si hay una serie que se cimiente en los cambios como no lo hace ninguna otra esa es Doctor Who. Los cambios han sido lo único que se ha mantenido invariable durante las 26 temporadas que la serie clásica se ha mantenido en antena y las 9 que llevamos ya de la nueva tanda, a la espera de la décima, que se estrenará ahora, a mediados de abril. Y son, precisamente, una de las cosas más atractivas de la serie, lo que no quita que no generen cierto nervisismo alrededor sobre cómo se integrarán.

La décima temporada traerá consigo cambios, veremos por primera vez a Bill Potts, la nueva acompañante del Doctor, pero no serán ni la mitad de importantes que los que nos esperan con la undécima. Steven Moffat se baja del carro, después de cinco temporadas al frente del panel de mandos de una de las series más icónicas de la BBC y lo releva Chris Chibnall como el nuevo showrunner y, además, tendremos una nueva regeneración del Doctor.

Quién será la nueva cara del último hijo de Gallifrey es todavía un misterio, pero son muchas las voces, dentro y fuera del fandom, que ansían que, esta vez, tenga cara de mujer. Como la favorita, en los últimos días se ha posicionado Phoebe Waller-Bridge, que ya trabajó con Chibnall en Broadchurch y que veremos próximamente en el spin-off de Star Wars, Han Solo. Yo la veo como una buena elección, ¿no?

Vía: The Sun


Desde Hay una lesbiana en mi sopa nos reservamos el derecho a eliminar cualquier comentario que no favorezca el debate, que incluya insultos hacia cualquiera o que, por otros motivos, contamine el ambiente de la web. Si el comportamiento persiste, se baneará al usuario correspondiente.