Faltan dos meses para el segundo aniversario de la sentencia dictado por el Tribunal Supremo de los Estados Unidos en el caso Obergefell v. Hodges, la que suponía la legalización del matrimonio igualitario en los 51 estados. Pero esto no supuso su legalización en toda la extensión de su territorio.

Las reservas indias, reconocidas todas ellas federalmente tienen la consideración de jurisdicciones independientes. Sus habitantes son reconocidos como ciudadanos estadounidenses, pero esto no resulta en la aplicación de las leyes federales ni estatales dentro del territorio indio. Cada una de estas reservas es libre para desarrollar su propia legislación y, por ello, la decisión del Tribunal Supremo no tiene eficacia alguna en ellas, lo que no ha sido obstáculo para que no promovieran su modificación para adecuarse a los tiempos y a las exigencias de la población. Así lo han hecho ya la tribu Cherokee, los Cheyenne, Arapaho, los Shell y, los últimos en subirse al carro, los Osage.

Esta tribu india de la Gran Llanura y que se extiende en la actualidad únicamente por el estado de Oklahoma, ha decidido someter a referéndum esta cuestión “muy controvertida para muchos”, reconoce la legisladora de la región Alice Buffalohead. A pesar de las dudas, por un ajustado 52%, se ha terminado imponiendo el “sí”, que conllevará una modificación de la definición de matrimonio del código tribal legal que incluya el matrimonio igualitario.

Para cualquier niño Nativo que comienza a comprender quién es en su interior, la tribu ha dejado claro que lo apoya y lo quiere.

Vía: Lezbilib

Puedes suscribirte a nuestro canal de Telegram para enterarte de todos los artículos: https://t.me/hulems