Presidentes, artistas, personajes de televisión, y diversas celebridades son, como todos los años, los componentes de la lista que la revista TIME elabora, en un intento de poner el foco sobre aquellas personas capaces de cambiar el mundo, muchas veces para bien, otras para mal. Donald Trump, Kim Jong-Un, Theresa May, Simone Biles, Emma Stone, Leslie Jones son sólo algunos de los nombres que encontramos, pero sobre ellos tenemos que destacar a una de las actrices más maravillosas del panorama actual. Nos referimos, como no, a Sarah Paulson.

La encargada de redactar la pieza que se publicará en TIME no es otra que la también espléndida Cate Blanchett, con quien Paulson trabajó en Carol, esa película fundamental en la historia del cine LGBT. Las palabras de Cate son un merecido homenaje a la protagonista de American Horror Story.

Cuando alguien es tan único e inclasificable como Sarah Paulson, lleva tiempo a los espacios creativos abrirse hasta que son lo suficientemente grandes y porosos como para acoger la profundidad y complejidad de su talento. Para permanecer verdadera a su voz distintiva, ella ha estado al frente de una generación de mujeres que están cambiado el panorama de la industria del cine y la televisión. Ha hecho de de todo, desde una artista de circo con dos cabezas a la inquebrantable Marcia Clark. Ryan Murphy, quien fichó a Sarah para estos shows, ha jugado una parte grande en abrir la concha de esta rara perla

Yo también he tenido el privilegio de trabajar con Sarah. Cuando la conocí, en el set de Carol, me vi deslumbrada por su optimismo, su irreverencia, su sentido del humor y su devoción por su arte. Tú entras en una escena con Sarah y es como que empiece el juego. Ella lleva consigo, en el trabajo y en la vida, la noción de que todo es posible. Todo.

Otros dos miembros de la comunidad LGBT también han sido destacados en esta lista. Hablamos de RuPaul, el actor, cómico, activista, artista, personalidad, y mil cosas más (todas positivas) que lleva treinta años visibilizando a las personas LGBT, y de Gavin Grimm, el joven trans que ha llevado la lucha por sus derechos y por todos los de la comunidad hasta el tribunal supremo de Estados Unidos. Estas tres personas son emblemas para todos nosotros, y es una maravilla encontrarlos en una de las revistas más prestigiosas del mundo como lo que son, personas capaces de cambiar el mundo.


Desde Hay una lesbiana en mi sopa nos reservamos el derecho a eliminar cualquier comentario que no favorezca el debate, que incluya insultos hacia cualquiera o que, por otros motivos, contamine el ambiente de la web. Si el comportamiento persiste, se baneará al usuario correspondiente.