Jean Holloway es una terapeuta de Nueva York que tiene una vida perfecta. Una carrera con mucho éxito, una casa que haría las delicias de los amantes del architecture porn, y un hijo precioso con su marido, abogado de alto nivel. La envidia de muchas. Pero lo que le pasa a Jean es que se aburre. Mucho. Y es entonces cuando empieza a hacer cosas que, según la ética de su profesión, no debería, y a trazar relaciones con sus pacientes que no le harían ninguna gracia al colegio de psicólogos en el que esté colegiada.

Esta es la premisa de Gipsy, la nueva serie de Netflix, y que cuenta con la dos veces nominada al Oscar Naomi Watts en el papel protagonista. Es la primera vez que vemos a Watts en televisión desde hace nada más y nada menos que veinte años, y la actriz ha hablado con Entertainment Weekly sobre su personaje.

Antes de saberlo, ella está creando otra identidad, y parece que la historia va a tener moraleja. Podemos vivir nuestras fantasías, pero ella está actuando en ellas. Es una cosa muy difícil para vivir cuando las mentiras van creciendo y creciendo.

Jean es una mujer que vive con deseo, y que tiene lujuria por el poder. Esras cosas, con una protagonistas femenina, están consideradas de algún modo feas o locas. Es posible que ella esté en la cuerda floja en lo que se trata de su cordura [risas]. Ella tiene algunos demonios en su pasado, y todavía están con ella. A lo mejor ella los mantiene a raya porque en el papel parece que su vida es perfecta. Vive en los suburbios, en una casa preciosa en Connecticut, tiene una familia genial, un marido que es un abogado sexy, y un niño genial. Ella ha hecho los tics en todos esos puntos, pero hay algo que le falta. A lo mejor es su antigua vida. Sus intenciones eran empezar desde un lugar puro, pero antes de que lo sepa, la curiosidad se apodera de ella y se embarca en un viaje que no había planeado

Lisa Rubin, creadora de la serie, también ha charlado con el medio sobre cómo ha sido la experiencia de escribir esta serie con protagonista femenina.

Es muy interesante escribir un personaje que tiene algunos impulsos oscuros, algo que normalmente vemos que los personajes masculinos tienen, pero también cosas reseñables que vemos en las mujeres. Creo que todas las personas tienen capacidad para lo bueno y lo malo. Incluso cuando lancé el programa, recuerdo que la gente debatía sobre ella… de un modo extraño, eso dice más de la persona que de Jean. hemos visto muchos personajes masculinos, desde Walter White a Tony Soprano y Don Draper, haciendo cosas que son amorales, y lo hemos permitido. ¿Por qué no lo vamos a poder permitir de una mujer?

En la serie, Sophie Cookson interpretará a una de las pacientes de Naomi Watts, y según lo que vimos del rodaje, entre las dos habrá una relación bastante más profunda que la que debería existir entre una terapeuta y sus pacientes, pero oye, veremos a donde lleva este asunto. Gipsy se estrenará en verano en Netflix.

Vía: EW

¡Gracias Lola por el aviso!

 

Puedes suscribirte a nuestro canal de Telegram para enterarte de todos los artículos: https://t.me/hulems