Es agotador que te digan cómo debe ser la belleza. Estoy cansada de la sociedad que define la belleza para nosotros. Quítate la ropa, limpiate el maquillaje, cortate el pelo. Despréndete de todas las posesiones materiales. ¿Quienes somos? ¿Cómo definimos la belleza? ¿Qué vemos hermoso?

Hace ya dos años que Cara Delevingne abandonó las pasarelas, harta de la presión a la que la industria y la sociedad tiene sometidas a las modelos. “El mundo de la moda me ha hecho odiar mi cuerpo”, decía entonces para asombro de medio mundo, ese que sigue creyendo que la autoestima tiene que ver con cómo te ven y no con cómo te ves tú. Ahora, con un look, por exigencias del guión, radicalmente distinto al que nos tenía acostumbrados, la actriz vuelve a incidir en la idea de la belleza como algo totalmente subjetivo y que, precisamente por eso, debería ser relativizado. Que está harta, vamos.

Por mucho que la industria siga haciéndonos creer que está cambiando, que ahora se busca en las modelos una belleza no normativa, y que son super rompedores con sus campañas, sigue existiendo sobre las mujeres (y sí, sobre los hombres, pero en una medida infinitamente menor) una presión y un juicio sobre cómo tienen, tenemos, que lucir y parecer que está directamente relacionado con lo que vemos a diario. El otro día hablaba con una amiga y me decía que desde que seguía en Instagram algunas cuentas de chicas que pasaban de depilarse, que no se retocaban la celulitis con photoshop, o que se ponían un bikini porque les apetecía, sin esconder sus michelines, había percibido cómo cada vez le daba menos importancia a estos aspectos. Hacia ahí es a donde, creo, debemos encaminarnos: todas somos diferentes, tenemos cuerpos diversos, y ya está. Stop decirnos cómo tenemos que ir/ser/parecer.

Vía: Instagram 

Puedes suscribirte a nuestro canal de Telegram para enterarte de todos los artículos: https://t.me/hulems