Actualizado 12:19h: Sería FOX y no Netflix la cadena interesada en seguir con la serie, según informa Bluper.

Hace prácticamente un año que la segunda temporada de Vis a vis se convertía también en la última. Antena 3 decidió, en vista de las audiencias moderadas, cerrar las tramas y cancelar la serie. No podemos negar que fue todo un detalle de cara a no dejar colgadas a las fans, pero igualmente cuando tu serie favorita, que además está recibiendo críticas buenísimas por todas partes, desaparece de la parrilla, pues un disgusto te llevas. ¿Y qué solución vieron entonces los fieles seguidores de las presas de Cruz del Sur? Que Netflix rescatara la serie.

Ahora parece que la plataforma de contenidos se ha puesto en contacto con algunas de las actrices, como informa esta mañana Bluper. El medio digital cuenta que una de las dificultades a las que se enfrenta la producción de una nueva temporada es el cambio de ubicación que tendría que suceder en la trama, ya que el antiguo plató de Cruz del Sur ahora se utiliza para grabar otra serie de la misma productora.

La otra es que un año después, las actrices tampoco están inmersas en otros proyectos: Alba Flores, Maggie Civantos y Nawja Nimri formaron su propio grupo de variedades, y ahí quedo la cosa. Maggie aparece en Las chicas del cable, que rodará su nueva temporada (si la hay) a finales de este año; Alba Flores tampoco tiene proyectos a la vista, lo mismo que Nawja Nimri y Berta Vazquez. En un principio las agendas de las actrices parecen bastante despejadas.

Pero lo que ha podido dar el empujón definitivo a Netflix para animarse a rodar una nueva temporada de la serie es el éxito que está teniendo la misma en Reino Unido, en donde Channel 4 está emitiendo la segunda temporada con buenas cifras de audiencia, y también de crítica: The Guardian se deshace en loas a la serie, y eso siempre es buena señal. Así, pues, la tercera temporada de Vis a vis está más cerca de lo que soñábamos hace doce meses.

Vía: Bluper


Desde Hay una lesbiana en mi sopa nos reservamos el derecho a eliminar cualquier comentario que no favorezca el debate, que incluya insultos hacia cualquiera o que, por otros motivos, contamine el ambiente de la web. Si el comportamiento persiste, se baneará al usuario correspondiente.