A veces, las cosas más absurdas se convierten en las más divertidas. ¿No va de eso, por ejemplo, Twitter? El caso es que una equivocación fortuita ha convertido a The Babadook, una película de terror australiana, en todo un símbolo LGBT, y la gente se está riendo mucho con esto. 

El argumento de la película trata de un niño cuyo padre ha muerto, y que desde entonces se dedica a fabricar armas caseras para combatir a un monstruo imaginario que él llama Babadook. El caso es que Netflix, al incluirla en su catálogo, la puso bajo la etiqueta de LGBT, y a partir de ahí, la creatividad de algunos ha puesto a Babadook al servicio de nuestra comunidad.

Vía: Blog de cine


Desde Hay una lesbiana en mi sopa nos reservamos el derecho a eliminar cualquier comentario que no favorezca el debate, que incluya insultos hacia cualquiera o que, por otros motivos, contamine el ambiente de la web. Si el comportamiento persiste, se baneará al usuario correspondiente.