Desde que el otro día descubrí que la traducción española para Atomic Blonde iba a ser Atómica, no quiero llamarla de otra manera. ¿No os parece un nombre fastuoso?. El caso es que quedan un par de semanas para el estreno de la película en Estados Unidos, y una semanita más para que la veamos en las salas de España, y la gira de promoción está a tope. Charlize Theron está dando unas entrevistas jugosísimas, y como no puede ser de otra manera (para mal y para bien), en muchas le preguntan por la orientación sexual de la protagonista.

Me encantó ser bisexual, por muchas razones: mi frustración por cómo esta comunidad está representada en el cine, o directamente la falta de representación. Y, también, que tiene todo el sentido. Le pega. Simplemente sentía que había una manera a través de esa relación, y del hecho de que era una relación del mismo sexo, de mostrar a una mujer que no tenía que enamorarse, que es uno de esos clichés femeninos. Es una mujer; Mejor debe enamorarse … ¡de otra manera, es una puta! “

Al parecer, en Variety le preguntaron por el parecido entre las escenas de sexo de la cinta y las de James Bond, a lo que ella contestó “poniendo los ojos en blanco con la comparación”.

James Bond no tiene esa cosa sexy, ya sabes. Me encantó que no nos escondiéramos debajo de las sábanas. Bueno, que estoy generalizando, no he visto muchas películas de Bond ultimamente. Seguro que hay muchísimo sexo en ellas.

Y seguro que Atómica nos gusta más. Seguro. Es que seguro.

Vía: Variety

Puedes suscribirte a nuestro canal de Telegram para enterarte de todos los artículos: https://t.me/hulems