Sabes esto que dices “pero cómo es posible que esto sucediera hace 15 años, si yo me acuerdo de ver entrevistas promocionales y parece que fue hace cuatro días”. Pues de cuatro días nada, más bien 5480 días, más o menos, son los que han pasado desde que se estrenaran estas películas con protagonistas o historias LGBT. Y oye, si no las has visto, igual es buena opción para el verano, pero no te descuides o habrán pasado otros quince años.

A mi madre le gustan las mujeres

Leonor Watling, María Pujalte y Silvia Abascal ALUCINAN cuando su madre, la siempre fantástica Rosa María Sardá, les cuenta que su nueva pareja no sólo es tan joven como ellas, sino que es una mujer. Esta comedia de enredo le valió el Fotogramas de Plata a Leonor Watling, y es una de las primeras películas de temática LGBT de principios de los dosmiles en una España que poco después aprobaría el matrimonio igualitario. El tema central de la banda sonora, por cierto, es super adictivo.

Una casa de locos

Primera película de la trilogía con la que todos los estudiantes Erasmus nos sentimos identificados (y puede que nos emocione un poquito). Una casa de locos es una película francesa que cuenta la vida en Barcelona de un grupo de estudiantes de toda Europa, y entre ellos Cecile de France, en uno de sus roles lésbicos, interpretando a Isabelle.

Las horas

Adaptación de la novela homónima de Michael Cunningham, ganadora del Premio Pulitzer en 1999, el film contaba con un reparto de lujo, Meryl Streep, Julianne Moore y Nicole Kidman, quien se alzó con el Oscar por su trabajo. Tres mujeres de tres generaciones diferentes, con la novela de Virginia Woolf Mrs. Dalloway de fondo. Te la recomendamos muchísimo.

El otro lado de la cama

Emilio Martínez Lázaro dirigió la que se convertiría en la película más taquillera de nuestro país hasta ese momento, una especie de musical que se apoyaba en la nostalgia ochentera y en el retrato de los treintañeros de la época. Aunque vista en perspectiva la representación LGBT puede resultar problemática (o eso me parece a mi, que además la volví a ver hace poquito), porque el trato que le dan los protagonistas masculinos a Sonia, quien es abiertamente lesbiana, es de echarte a correr, bien es cierto que su relación con el personaje de Paz Vega contrarresta todo lo demás. Más o menos.

 

Puedes suscribirte a nuestro canal de Telegram para enterarte de todos los artículos: https://t.me/hulems