Imagina: es el día de tu boda, lo estás celebrando en un pequeño restaurante con tu familia más allegada y amigos… y, de repente, dos chicas preguntan si pueden unirse a la fiesta. Pero no dos invitadas cualquiera, dos anónimas, dos random person. No, no. Nada más y nada menos que Kristen Stewart y Stella Maxwell. ¿Cómo te quedas? Pues esto no es un fanfic, ni algo que nos hayamos inventado. Esto ha sucedido de verdad, y tenemos pruebas.

Kirsten y Kayleigh Jennings estaban celebrando su enlace en la pizzeria Gusto de Winnipeg, Canadá, cuando el dueño se les acercó y les preguntó si Stewart y su novia se podían unir. Por increíble que parezca, las recién casadas no sabían a ciencia cierta quienes eran estas personas.

El dueño vino y me dijo: “Hey, ¿os parece bien si Kristen Stewart y su novia vienen y se toman algo con vosotras?”, y yo le dije “Sí, claro, sin problema. Uhm… ¿Quienes?

Ellas parecían dos chicas normales. tenían un poco de look Hollywood, pero si no las conocían, no sé si podríamos haberlo sabido. Les dijimos “Hey, venid y conoced a nuestros invitados, no estéis separadas, venid a pasarlo bien”

Al final, la fiesta duró unas tres horas, y las dos celebs estuvieron en su salsa. Una anécdota muy guay que contar del día de tu boda.

Vía: Los Angeles Blade

Puedes suscribirte a nuestro canal de Telegram para enterarte de todos los artículos: https://t.me/hulems