Cuando Melissa Etheridge llegó a su casa de Nueva York tras enterarse del tiroteo homófobo de Orlando en el que fueron asesinadas 49 personas y heridas 53, la cantautora decidió escribir una canción. “Tengo vistas a la Freedom Tower, que estaba iluminada con los colores del arcoíris. Me senté ahí, y empecé a escribir una canción”, así explica Melissa en The Rolling Stone cómo de la conmoción nació Pulse, el single con el que la cantante rinde homenaje a todas las víctimas del ataque en la discoteca floridana del mismo nombre.

Melissa Etheridge, Hay una lesbiana en mi sopa

La estadounidense explica en la publicación musical que el nombre del club, Pulse, tiene algo poético, y no le falta razón, como plasma en la letra del estribillo: Soy humana, soy amor / Y los latidos de mi corazón, con mi sangre / El amor siempre ganará debajo de la piel / Todo el mundo tiene pulso. Melissa grabó a principios de semana la canción con su estudio, y todo apunta a que puede convertirse en el himno universal del Orgullo LGBT de 2016. Podéis escuchar Pulse completa en la página web de Entertainment Weekly.

Vía: The Rolling Stone