InicioActualidadOtra lesbiana muerta en televisión... y ya van 22 este año

Otra lesbiana muerta en televisión… y ya van 22 este año

Publicado

lesbiana-muerta¿Sabes cuando repites una cosa tantas veces que, al final, no sientes ni frío ni calor y ya ni te enfadas? Pues así estoy yo después de conocer la última ocurrencia de los guionistas de cierta serie. Una serie, además, que siempre he admirado porque me parecía que era valiente, que estaba bien hecha, y que además estéticamente era preciosa. ¿Cual? Después de los minutos musicales te lo digo, y así procuro no espoilear a nadie.

Pongo esta canción porque me gusta mucho y porque algo tengo que poner. 

Pese a que hace tiempo que no hablábamos de ella, Masters of sex es una de esas series que hemos seguido con atención desde sus inicios. La temática era interesante, y además tenía un personaje lésbico, Betty, que nos molaba un montón. De todo el elenco era, sin duda, la más moderna y la más avanzada de la época: primero prostituta, después secretaria, y viviendo como le daba la gana, contando con las limitaciones de la época.

En un determinado momento, Betty conoce a Helen (Sarah Silverman), y deciden empezar una relación marcada por la clandestinidad. Ambas están fuera del armario para un grupo reducidísimo de gente muy cercana, pero eso no les impedía vivir en la intimidad de su casa como el resto de parejas. Con la ayuda de un amigo gay, Helen se queda embarazada, y parecía que todo iba a irles fenomenal pese a las adversidades.

En el episodio de la semana pasada conocíamos a la familia de Helen, a sus padres, unos padres que rechazaban rotundamente la homosexualidad de su hija, con cero predisposición a tener una relación con ella mientras conviviera con otra mujer. Ese episodio nos dejó un poco chafadas, sintiendo que ellas dos se merecían algo mejor, y más con un niño en camino.

Pero el último emitido ha sido un escándalo mayúsculo: no sólo Helen ha muerto en el parto, sino que su familia se ha llevado al bebé, dejando a Betty sola y con un dolor tremendo por haber perdido a las dos personas que más quería.

Si alguien lo entiende, que me lo explique. Masters of sex no se distingue por ser una ficción que mate alegremente a sus personajes. No es Juego de tronos, no es ciencia ficción espacial, no está ambientada en tiempos de guerra. No suele morir nadie. Tampoco tiene un tinte excesivamente dramático, sus personajes sufren reveses vitales perfectamente superables y bastante cotidianos. Pero, al parecer, los guionistas han tenido a bien acabar así con Helen porque, oye, total qué más da.

La creadora ha hecho unas declaraciones a Entertainment Weekly que, pues bueno, pues ok.

Lo queríamos mostrar en última instancia era que Betty y Helen eran mujeres profundas con un compromiso la una con la otra. Estaban intentando hacer algo en una época en la que no había guías para eso. [A partir de ahora] vamos a mostrar cómo Betty subvierte un sistema que no tiene más que obstáculos y que encuentra un modo de acabar con la familia más rara imaginable

¿Queréis que juguemos a ser Aramís Fuster? Predigo que Betty se va a casar con el amigo gay y así va a poder criar a su hijo. La fiesta de la imaginación.

Últimos artículos

¿Y si estudio el Grado Medio de Técnico en Farmacia y Parafarmacia?

Se acerca el final de junio y, bien estás terminando 4º ESO o bien...

Cara Delevingne celebra su segundo aniversario junto a su novia, Minke

Good old times cuando Cara Delevingne nos daba salseíllos día sí, día también. Estaba...

‘La casa de las magnolias’, colocar las piezas en su sitio

La casa de las magnolias es la historia de Amelia, una joven descarada y...

Dot Travel, una escapada al centro de tu placer

En varias ocasiones te he hablado del gran viaje que tuve la suerte de...

‘Anatomía de Grey’ nos sigue dando la vida (y nos la sigue quitando)

Dice el tango que veinte años no son nada, pero en veinte temporadas a...

Pese a quien pese, la historia de ‘Sueños de Libertad’ es coherente

Hace unos días os contaba como lo que me estaba robando la vida, en...

Ay, #Mafin, qué me habéis hecho

Empezó sin hacer ruido y con un papelón, el de sustituir a Amar es...

Programa de ‘Cinema fuera de lugar’, programación LGBT de la MIFDB

Del 26 de mayo al 3 de julio en diferentes plazas de Barcelona  Con la...

Dakota Johnson sale del armario en su treintena en ‘Am I ok?’

Sinceramente, no dábamos ya un duro porque este proyecto se estrenara fuera de su...

Hablemos de salud íntima: la vaginosis bacteriana

Todas tenemos clara una cosa, y es que el placer sexual es algo importante...

Tenera 2, controla este succionador con tu móvil… o el de quien tú quieras

Los succionadores, en sí mismos, tienen algo de privado. Tal vez porque fueron los...

‘Las largas sombras’: todo lo que nos gusta (incluída Elena Anaya)

Una ya tiene una edad, y estos ojitos han visto muchas cosas. Muchas. Y,...

Eclipse, el kit para iniciarse en el BDSM

Este año hará una década que lo dejé todo para pasar unos meses en...

Sophia Bush sale del armario y habla sobre su relación con Ashlyn Harris en una emotiva carta

Era octubre de 2023 cuando contábamos las primeras pistas sobre la incipiente relación de...

Julianne Moore, con enaguas y a lo loco en ‘Mary & George’

Hay géneros que son, directamente, mi rollo. ¿Detective calmadito que revuelve un crimen solamente...

Más como este

Cara Delevingne celebra su segundo aniversario junto a su novia, Minke

Good old times cuando Cara Delevingne nos daba salseíllos día sí, día también. Estaba...

‘La casa de las magnolias’, colocar las piezas en su sitio

La casa de las magnolias es la historia de Amelia, una joven descarada y...

Dot Travel, una escapada al centro de tu placer

En varias ocasiones te he hablado del gran viaje que tuve la suerte de...

‘Anatomía de Grey’ nos sigue dando la vida (y nos la sigue quitando)

Dice el tango que veinte años no son nada, pero en veinte temporadas a...

Pese a quien pese, la historia de ‘Sueños de Libertad’ es coherente

Hace unos días os contaba como lo que me estaba robando la vida, en...

Ay, #Mafin, qué me habéis hecho

Empezó sin hacer ruido y con un papelón, el de sustituir a Amar es...