En este año 2019 de nuestro Señor, Marvel se ha pasado la Comic Con. Da igual lo que venga ya, da igual lo que anuncien, Marvel es la clara ganadora de este año. Su panel ha sido un no parar de anuncios de proyectos que pintan maravillosamente bien para los fans de los superhéroes y ha soltado, además, alguna que otra bomba nuclear de la que aún nos estamos recuperando.

La compañía de Kevin Feige ya ha anunciado todas las películas que conformarán lo que será la fase cuatro del Universo cinematográfico de Marvel y ha decidido hacer realidad nuestras más locas fantasías. Hace unos días nos enterábamos que Thor 4 iba a existir e iba a estar dirigida por uno de nuestros señores favoritos, Taika Waititi. Lo que siempre es motivo de celebración. Pero que no pare la fiesta, porque atención, Natalie Portman regresa a la saga repitiendo el papel de Jane Foster, quien dejará de ser sólo «la novia de» para ser la digna portadora de Mjölnir, el martillo, convirtiéndose así en la diosa del trueno, llevando así a la gran pantalla una de las más aclamadas historias de Thor en el mundo comiquero.

Creíamos que nuestra felicidad no podía ser mayor, pero si Tessa Thompson existe por algo es pera darnos todavía más. Y es que por fin, POR FIN, tendremos una superheroína abiertamente LGBT en el MCU, Valkyrie. En Thor: Ragnarok recibimos confirmación de su bisexualidad por una entrevista con la actriz, pero parece que será ahora, en Thor: Love and Thunder, que se convertirá en canon. La propia Thompson acaba de decir, haciendo alusión al final de Los Vengadores: Endgame, que «antes de nada, como rey, necesita encontrar una reina«. Proponga una recogida de firmas para que conviertan a Carol Danvers en su novia.

Todavía tendremos que esperar a noviembre de 2021 para ver la película, por suerte, este 2020 tenemos a la Viuda Negra y a Wonder Woman para ir abriendo boca.