O lo que queda de él más bien. Las últimas semanas de agosto se agolpan sobre nosotras y ya empezamos a oler la vuelta al trabajo, las clases, vamos, la rutina de siempre. Por eso hay que aprovechar hasta el último minuto de las vacaciones y qué mejor manera que hacerlo vegetando en el sofá, con una buena conexiónpara Netflix y ahora disfrutando de ese Netflix gratis con Yoigo.

Elodie, Moe y Tabitha tienen en cómun que comparten instituto y que se reúnen periódicamente en un grupo de cleptómanos. Capítulos de 20 minutos ligeros, divertidos y que no aspiran a nada más que entrener y hacernos pasar un buen rato. Así es Cleptómanas.

Puede que todas hayamos visto ya DEBS veinte mil veces, pero ahora que está disponible en Netflix, con sólo hacer click, ¿no os entran ganas de disfrutar de nuevo de Lucy Diamond, la villana croqueta más guapa, y este grupo de superespías?

Una de las apuestas de Netflix para este verano se llama Historias de San Francisco. Con un reparto de lujo encabezado por Laura Linney y Ellen Page, la serie se centra en las vidas entrecruzadas que llevan los diversos vecinos de Barbary Lane.

La nostalgia noventera con sus camisas de cuadros y el grunge en lo más alto de las listas de éxitos nos pega fuerte en Todo es una mierda. Una serie adolescente con una protagonista tremendamente cuqui y con la que es tremendamente fácil identificarse. Disfruté muchísimo de ella en su momento y mi corazón aún llora su (injusta) cancelación.

Si aún no os habéis subido al carro de Wynonna Earp, es el momento ideal ahora que respiramos tranquilas sabiendo que habrá una cuarta temporada. Una mezcla de wenstern moderno y ciencia ficción donde todo es un poco bastante locura, pero qué más da porque chicas badass repartiendo tortas (totalmente mi rollo) y croqueteo (mi rollo, también) entre demonios y demás seres sobrenaturales. 12/10.