La primera de las películas de Dando la nota (o Pitch Perfect) cumple este año diez primaveras, tiempo suficiente para haber caído de una u otra forma en las garras de su estúpido humor y sus perfectas harmonías. La última cinta de la saga llegó en 2017, y mientras esperábamos a la cuarta y definitiva parte que está prevista para este mismo año, ¡nos hemos enterado del salseo!

Pitch Perfect Anna Kendrick, Hay una lesbiana en mi sopa

Quien haya visto las películas sabrá que la relación en las películas entre Beca (Anna Kendrick) y Chloe (Brittany Snow) es… llamémoslo cercana. Desde el primer momento las chicas tienen un rollito diferente que evoluciona en una amistad especial, tal y como se muestra en las conversaciones que Beca tiene con Amy (Rebel Wilson) en ‘Dando la Nota 2’. Tanto es así que muchas fans (con nosotras a la cabeza ondeando una bandera en la proa de este ship) empezaron a llenar las redes de comentarios, fanfics y fanarts sobre Bechloe y su futuro en las películas.

Y es que no era para menos, porque los creadores de las películas se aprovecharon del tirón para poner en marcha toda la maquinaria del queerbait. No tiene otro nombre y os voy a poner un ejemplo muy claro:

QUIÉN hace una promo así para no liarlas luego? Mala gente, solo mala gente. (Conste que no hablo de las actrices, son dos soletes)

La cuestión y el salseo vienen porque, en el estreno de la tercera película en Australia, la actriz Rebel Wilson les dijo a unas fans que no había beso en la película, pero que SÍ que se grabó una escena de beso a petición de Anna Kendrick, que quería incluirla en las tomas falsas del DVD como regalo a los fans. Anna Kendrick, TE QUEREMOS.

Desgraciadamente ese beso nunca fue incluido en dicho DVD, nos tuvimos que quedar con las palabras de Rebel y soñando con que algún día la escena se publicase.

¡Y se publicó! Hace un año aproximadamente alguien filtró en redes un vídeo de la escena siendo grabada:

No sé quién grita ‘YEEEEAAAAHHHH’ al final pero SAME tía.

¿Qué opináis? Yo creo que si hubieran tenido el valor de meter esta escena en la película me habría desmayado.