InicioActualidadConoce tu placer interno con OMGyes

Conoce tu placer interno con OMGyes

Publicado

Hace unos años conocí OMGyes y publiqué una review contándote qué tal estaba su primera temporada. En esta ocasión te voy a contar de qué va la segunda temporada, que se centra en el placer interno.

Si te perdiste qué es OMGyes, te explico: se trata de una plataforma que enseña sobre lo que popularmente conocemos como placer femenino, aunque se refiere al placer de las personas con vulva. No es un curso online, es una web interactiva repleta de vídeos, recursos, materiales y simulaciones que te ayudan a entender cómo funcionan las vulvas.

Como te contaba más arriba, OMGyes se puede adquirir por temporadas. La primera, colección esencial, habla del placer de las personas con vulva de una forma más general, aunque, como es nuestro centro de placer, aborda bastante el clítoris. En la segunda temporada, en cambio, encontramos el placer interno: o sea, la penetración o la estimulación que tiene lugar en la vagina, ya sea a solas o en compañía, con un pene o con los dedos o un juguete erótico. Estas son las técnicas que verás en la temporada:

Toda la información que encontrarás en la plataforma está basada en estudios científicos realizados a unas 20.000 mujeres cis de entre 18 y 95 años. Son técnicas reales, comprobadas y explicadas por personas reales. Digo personas reales porque no son actrices, sino mujeres que cuentan su experiencia y te enseñan qué tipo de estimulación es la que les gusta. También puedes encontrar porcentajes reales obtenidos de los estudios que son bastante reveladores acerca del placer.

Se trata, pues, de una plataforma muy intuitiva, con un diseño bonito, simple, claro y sin florituras. Me alegra ver que no ha caído en el rosa o el morado, sino que nos hallamos ante una interfaz de colores neutros que transmiten calidez, confianza y seguridad.

Esa sensación se mantiene mientras navegas por el contenido de la plataforma. Esta temporada está compuesta por más de 180 vídeos cortos y recursos visuales y el enfoque es genuino y natural, nada morboso. Parecía difícil de hacer si pensamos que se trata de algo que te enseña a estimularte, pero OMGyes ha logrado crear contenidos educativos desde el respeto, la experiencia y la naturalidad.

Los vídeos están en inglés, pero cuentan con subtítulos en español de España y español latino, francés, alemán e italiano. Son muy buenas traducciones, así como las de la página web en español, que es algo que valoro muy positivamente. El lenguaje es sencillo y utiliza ejemplos a menudo para que el texto sea más sencillo de entender.

Se aprende con facilidad y no se hace pesado ir viendo los vídeos y aplicando las técnicas. Puedes ir haciendo a tu ritmo, saltar de una unidad a otra o repetir aquellas que más te han gustado.

Los vídeos no son presentaciones narradas, sino testimonios de mujeres que te cuentan qué les da placer y cómo lo alcanzan. En algunos solo hablan, en otros lo ponen en práctica de forma explícita. Y esto es una revolución: me refiero a mostrar vulvas de personas como tú o como yo, cuerpos de personas como tú o como yo. OMGyes hace una gran labor de visibilidad y ayuda a la aceptación de nuestras anatomías, sean como sean.

Si bien podría parecer que esta plataforma ha sido diseñada para personas con vulva, es sumamente útil también para sus amantes. Si tienes vulva te servirá para aprender sobre tu placer, y si tienes relaciones sexuales con otras personas con vulva te ayudará a ser mejor amante

Seguir esta segunda plataforma de OMGyes ha sido una experiencia de encuentro para mí. No me considero una inexperta en el placer de las vulvas, y aun así he aprendido una barbaridad explorando todos los recursos y viendo los testimonios de esas mujeres. He aplicado nuevas técnicas cuando pensé que ya no había más por descubrir.

Me quedo con una frase que aparece en uno de los vídeos y que me ha seguido durante todo el camino: “Pensaba que solo me pasaba a mí”. Esas personas lo repetían a menudo al hablar de cierto movimiento o postura, y la realidad es que a otra gente también le gusta, pero como no lo hablamos de ello pensamos que solo nos sucede a nosotres. Con OMGyes me he sentido en comunidad, acompañada y rodeada de cariño y de un montón de mujeres que entregan algo valiosísimo: su experiencia. Y eso a mí me emociona, ¿no te parece emocionante?

Para hacerte con OMGyes solo tienes que realizar un pago (como si compraras un producto). Puedes conseguir la primera temporada por separado o la primera y la segunda a un precio que sale más a cuenta. A mí, sinceramente, me ha parecido un precio más que justo por la cantidad de contenidos a los que da acceso de por vida.

En definitiva: OMGyes es una plataforma que considero fundamental para toda persona con vulva o que está en contacto con ellas. Sirve como herramienta de autoconocimiento y como un libro que te cuenta cómo sentir y dar placer. Puedes ir aprendiendo como más te guste, de manera sencilla y didáctica, y disfrutar de eso que tanto hemos oído: “la información es poder”, porque conocernos nos empodera.

Para conseguir OMGyes pásate por AQUÍ.

Últimos artículos

Lopy, Molly y Whaly, elige tu rabbit favorito de Diversual

El sexo, como la sociedad, siempre ha estado contaminado por la versión heteropatriarcal. Así...

Ronda rápida de las series con personajes LGBT femeninos actuales (VI)

Actuales... o actuales para mi, que desde que tengo una vida semi estructurada de...

Soraya Beads, el vibrador anal que revolucionará tu placer

Hace unos años, cuando leía fanfiction clexa en Wattpad, me topé con una historia...

Oh! Holy Mary: 3 productos con cannabis para disfrutar en la cama

Imagínatelo: la representante de una marca de cosmética erótica y yo tomando algo en...

Desbloquea el triple de placer con Enigma Wave

Hace unos años lo más parecido a un juguete que ofreciera doble estimulación eran...

Consigue orgasmos más profundos e intensos con Laya III

Me acuerdo de la primera vez que utilicé un vibrador. Estaba diseñado para estimular...

Contenido croqueta de terror que tienes que ver: ‘You’re not supposed to be here’

Sabemos que sois muchas las que buscáis ver películas o series que den miedo...

Anne Hathaway se obsesiona con Thomasin McKenzie en ‘Eileen’

El tráiler del próximo drama/thriller que te va a obsesionar como te obsesionó Carol...

Pues sí, Sophia Bush y Ashlyn Harris están saliendo

¿Sabes esos momentos en los que internet parece un fanfic de 2009? Pues este...

Campaña de EL·LE(s) 2, dale al costumbrismo LGBTIQ+

Tras el éxito de su primer crowdfunding, EL·LE(s), la revista de historietas pro LGBTIQ+...

Sex au naturel: pon tu bienestar íntimo en el centro

Hace unas semanas hablaba con mi madre y me confesó que mi abuela sufrió...

‘Roaming’, vidas en tránsito

El final de la adolescencia, esa entrada en el mundo de los adultos, esa...

‘Elisa y Marcela’, amor y transgresión

Elisa y Marcela es un cómic que recrea un hecho histórico, la «boda sin...

Cinco series lésbicas en Netflix que a lo mejor no conoces

No voy a ser yo quien añore cuando había solamente un canal en la...

Natalia Dyer(‘Stranger things’) y Rachel Keller (‘Legion’), juntas y revueltas en una nueva película

Hace un tiempo que este proyecto está dando vueltas por las oficinas, estudios y...

Más como este

Lopy, Molly y Whaly, elige tu rabbit favorito de Diversual

El sexo, como la sociedad, siempre ha estado contaminado por la versión heteropatriarcal. Así...

Ronda rápida de las series con personajes LGBT femeninos actuales (VI)

Actuales... o actuales para mi, que desde que tengo una vida semi estructurada de...

Soraya Beads, el vibrador anal que revolucionará tu placer

Hace unos años, cuando leía fanfiction clexa en Wattpad, me topé con una historia...

Oh! Holy Mary: 3 productos con cannabis para disfrutar en la cama

Imagínatelo: la representante de una marca de cosmética erótica y yo tomando algo en...

Desbloquea el triple de placer con Enigma Wave

Hace unos años lo más parecido a un juguete que ofreciera doble estimulación eran...

Consigue orgasmos más profundos e intensos con Laya III

Me acuerdo de la primera vez que utilicé un vibrador. Estaba diseñado para estimular...