Imagina por un momento que vuelves a tener nueve años. No es difícil, todo parece un poco más nuevo, más emocionante y tú eres un poco más bajita pero también tienes menos preocupaciones. Ha llegado un libro a casa y es de los que te gustan. Un cuento. ¡Con ilustraciones! Son en blanco y negro, normalmente te gustan más a todo color, pero muy bonitas. Detalladas y de trazo delicado. Te pones cómoda, abres el libro y comienzas a leer.

The sleeper and the spindle

La protagonista de la historia es una reina cuyo destino parece ser casarse. Se parece al final de muchos de los otros cuentos que ya has leído. El relato continúa, y la reina cambia de pronto el traje de novia por una espada y una cota de malla; debe partir para rescatar a una princesa presa de un hechizo. Esto ya lo diferencia del resto de cuentos. En un momento de la historia, la reina despierta a la princesa con un beso… Y aquí es donde no se parece a ningún otro cuento que hayas leído.

The sleeper and the spindle

Éste es, en líneas generales, el argumento de The Sleeper and the Spindle, que se puede traducir como La rueca y la durmiente, y que desde el veintitrés de este mes va a tener el honor de ser uno de los pocos libros publicados para niños (no me atrevo a decir el único, puede que haya más) que narre, e ilustre, un beso lésbico. La historia está firmada por Neil Gaiman, un escritor que ya nos ha dado varias alegrías a nivel de representación con personajes como Foxglove y Hazel en los cómics de Muerte (la de Sandman). El ilustrador es Chris Riddell que, como podéis ver en esta misma entrada, tiene talento para repartir.

The sleeper and the spindle

Es cierto que no se puede asegurar que haya un interés romántico entre reina y princesa, tendremos que esperar a leerlo, pero como poco ayuda a normalizar. Y, quién sabe, tal vez abra un mundo de posibilidades a una generación de jóvenes lectoras. Conmigo habría funcionado.

Vía: GayNZ.comBloomsbury publishing

Puedes suscribirte a nuestro canal de Telegram para enterarte de todos los artículos: https://t.me/hulems
  • Kasandra

    Siempre bajo mis expectativas con estas situaciones para que si sale bien me de mucho gusto y si sale mal no importe demaciado, por lo cual dire que seguramente no habra mucho entre las dos protagonistas pero el solo hecho del beso es suficiente mas cuando de niña queria yo ser el principe rescatando doncellas mas que la princesa sufrida

  • ángelah33

    conmigo también hubiera funcionado, claro que mi orientación sexual “viene de serie” como dice Bastet Lgbt. Salud.

    • syx

      No entiendo muy bien tu comentario, la mía también viene “de serie” y sin embargo me habría dado cuenta mucho antes con algo de representación. Quizá por la educación que tuve de pequeña.

  • malignidad

    no es la primera vez que hay un beso croquetil en un cuento para niños, hubo hasta una obra de teatro sobre la “princesa y la rana” en la que la rana resulto ser una chica, con todas sus consecuencias, al final el amor verdadero vence, el cuento es muy cuco aunque no me gusta el hehco de que tengan que reescribir cuentos ya inventados pudiendo inventar cosas totalmente nuevas….busco escritora para mis cuentos croqueta! (/O_O)/

    • ángelah33

      con cariño y sin acritud, eh. Creo que el planteamiento no es “ese” yo hablaría con algún/a representante de “Políticamente incorrectas” para financiar el PRIMER PREMIO DE MÓSTELES DE CUENTOS INFANTILES LGBT. bien dotado (económicamente) y verás como aparecen las escritores/as, muy bueno/as, que lo/as hay y tus fantasías y las nuestras quedarían satisfechas. Seguro. Salud

  • malignidad

    no es la primera vez que hay un beso croquetil en un cuento para niños, hubo hasta una obra de teatro sobre la “princesa y la rana” en la que la rana resulto ser una chica, con todas sus consecuencias, al final el amor verdadero vence, el cuento es muy cuco aunque no me gusta el hehco de que tengan que reescribir cuentos ya inventados pudiendo inventar cosas totalmente nuevas….busco escritora para mis cuentos croqueta! (/O_O)/

  • angela

    no es el primer cuento con un beso lesbico en el mago de Oz original libro 3 y 4 hay beso entre Dorothy y Ozma y Ozma y Galinda con ilustración y todo , es canon puesto que fueron los últimos en serrar la serie de Oz escrita por Brown el autor original donde Dorothy es nombrada princesa de ciudad esmeralda y consorte de Ozma y Galinda dice vivir en un palacio donde solo habitan mujeres .