Gayby Baby, Hay una lesbiana en mi sopaHasta hace bien poco se consideraba una familia normal a la compuesta por padre, madre, 2.1 hijos y, quizá, un perro al que la familia quería mucho. Los tiempos cambian, la sociedad se moldea con respecto a cómo se vive, y actualmente no es nada extraño encontrarse con familias cuyos componentes son todo chicos, o todo chicas, dos papás, dos mamás, mamá y su amigo que viene a veces, o cualquier combinación. Si, como decía la película, los chicos están bien, ¿qué más importa?. Y nadie mejor para contar cómo es vivir en una familia homoparental que aquellos que lo hacen cada día: los propios niños.

Gayby Baby, Hay una lesbiana en mi sopaGayby baby es un documental dirigido por la australiana Maya Newell, quien echaba en falta la voz principal en esta historia, y que es la suya propia, ya que fue criada por sus dos madres. Así, los protagonistas de la cinta son Gus, Ebony, Graham, y unos cuantos niños (y no tan niños) más, que cuentan su cotidianeidad, que no difiere en absoluto de cualquier otra. No son especiales por tener dos padres o dos madres, al contrario. Jesse, uno de los protagonistas, lo define así:

Mi familia está formada por mis dos madres, Louise y Margaret, mi hermano Raj y mi padre Paul. Lo que mola de mi familia es que es diferente, pero en esencia es igual que cualquier otra

Y Seth, de doce años, cuenta cómo descubrió que su familia era un poco diferente:


Tengo dos mamás. También está mi hermana Ebony, mi hermano pequeño Ash y mi hermano más pequeño Makaya. Descubrí que mi familia era diferente cuando tenía 6 o 7 años. En mi colegio teníamos un curso de Sagradas Escrituras, y la única forma de no tener que ir era enviando un e-mail al director. Mis madres no lo sabían, así que acabé asistiendo. Al cabo de un par de semanas empezaron a decir: «Si tienes padres del mismo sexo o si eres homosexual eso es un pecado». Eso fue un shock para mí y me sentí un poco confundido. Así que fui a casa, mi madre tuvo una larga charla con el director y Ang me dio un cuenco lleno de helado. Así fue cómo descubrí que mi familia era diferente. Pero nunca me ha importado demasiado, porque mi familia mola mucho. Prefiero que mi familia sea diferente y feliz que «normal» e infeliz.

Ojala todos fuéramos un poco más como los niños, que lo ven todo con ese cristal fantástico de inocencia. Demomento el documental está girando por Australia, de escuela en escuela, pero esperamos que pronto se distribuya por VOD, y podamos disfrutar de él en el resto del mundo. Podéis encontrar más información en su página web.

Vía: Vice

5 Comentarios

Comments are closed.