9140949861 10efec404c O, Hay una lesbiana en mi sopa

Después de la sublime interpretación de Nicole Kidman en Las Horas, Virginia Woolf no había vuelto a pisar una sala de cine, hasta ahora. Chanya Button ha tomado las riendas del proyecto Vita and Virginia y dirigirá el guión de Dame Eileen.

Vita and Virginia se centrará en el romance que surgió entre Virginia Woolf y Vita Sackville-West, entre 1925 y 1927, y la amistad que las uniría después de que se les rompiera el amor hasta la muerte de la escritora de La señora Dalloway, en 1941. Las dos formaban parte del círculo de Bloombsury, conformado por intelectuales británicos, como Bertrand Russell o Katherine Mansfield, que, durante el primer tercio del siglo XX, se reunía en casa de los Woolf para discutir sobre política, arte o cuestiones sociales. Ambas bisexuales y ambas casadas, tuvieron numerosas relaciones durante su vida, lo que provocó en más de una ocasión los celos de Virginia. Sin embargo, es el romance entre ellas dos, el que más se recuerda, aunque no precisamente el más importante para Vita. Ésta había mantenido años antes una intensa relación con Violet Trefusis en la que se centra su novela, Challenge.

Virginia Woolf, Hay una lesbiana en mi sopa

La figura de Vita es el centro de una de las obras más conocidas de Virginia Woolf, Orlando, adaptada en 1992 con Tilda Swinton como el andrógino protagonista. Orlando ha sido descrita por Nigel Nicholson, hijo de Vita, como «la más larga y encantadora carta de amor de la literatura», y fue objeto de numerosas conjeturas e hipótesis por parte de la alta sociedad londinense, ansiosa por saber quien era la persona en que se basaba el personaje de Orlando.

Vía: After Ellen

1 Comentario

  1. El hijo de Vita escribió una hermosísima obra sobre el matrimonio de sus padres. Amor y fidelidad no son sinónimos. Es más importante la lealtad.

Comments are closed.