El pasado viernes 14 de octubre tuve la suerte de asistir al primer concierto de Fifth Harmony en Barcelona. Se trataba de uno de los primeros conciertos del tour 7/27 en Europa. A pesar de mi edad, no he ido a muchos conciertos y en este caso iba en calidad de acompañante… por eso creo que mi crónica será lo más objetiva posible.

Yo tenía una entrada en pista por la que pagué casi 32 euros sin contar impuestos. Aparentemente nada mal, ¡si no fuera porque tuve que hacer una cola de horas! Nuestra idea era estar cerca del escenario para poder ver algo, así que el viernes por la mañana madrugamos y fuimos directas al Sant Jordi Club. A pesar de que nos perdimos, que el GPS del móvil no estaba muy fino y que las indicaciones dejan mucho que desear, llegamos sobre las 13 y nos colocamos en nuestra cola, que ya era bastante larga (tendríamos a unas 100 o 200 personas por delante).

IMG_0183 Fifth Harmony lo da TODO en Barcelona

De las horas de espera me quedo con este tweet, que refleja perfectamente el panorama:

Y es que, en efecto, aquello era como un bar de tapas: había croquetas de todo tipo. Durante las nueve horas de espera no dejé de ver banderas gays a diestro y siniestro. De hecho, recuerdo una que tenía dibujado el sol y la luna que representan a Camila y a Lauren respectivamente. Se nota que Camren acaparaba la atención de los fans: cientos de personas vestían camisetas de “Jauregui 96” y “Cabello 97”. Si no fuera porque sabía de lo que iba, habría pensado que estaban luciendo su messenger para ligar en ese entorno tan bolleril.

Lo más destacable de todo fue el ambiente. Los que esperábamos no sabíamos dónde estaban las Fifth Harmony, pero en cuanto oímos los gritos de los primeros de la cola… todos a correr y a pegarse a las vallas. Descubrimos que las chicas habían venido a Barcelona en autobús… pues todos esperando a que salieran. Un ratito después, Camila se asomaba desde detrás de un autobús que estaba dentro del recinto, arrancando gritos ensordecedores a los fans.

A medida que avanzaba la tarde aquello se iba llenando… ni siquiera se veía el final de la cola. Si alguna de vosotras quiere animarse con otro concierto del estilo, le recomiendo que vaya acompañada o haga amiguis en la cola. Entre otras cosas porque el baño estaba a quince minutos andando desde la cola, pues había que rodear todo el edificio e ir al estadio olímpico. Una metedura de pata por parte del Sant Jordi Club, ¡será que no tendrán baños allí dentro! Vamos, que entre el cuarto de hora de ida y el de vuelta te has quedado sin sitio.

IMG_0185 Fifth Harmony lo da TODO en Barcelona

Sobre las siete y media de la tarde nos apelotonamos para ir entrando en el recinto. El espacio no era demasiado grande y estábamos todos apretados, para qué negarlo. En la misma pista había un puesto con merchandising del grupo y otro con comida y bebida. Pero claro, arriésgate tú a comer algo y que te quiten tu sitio en la pista.

IMG_0196-1-e1476642921775 Fifth Harmony lo da TODO en Barcelona

Mientras nuestras Fifth Harmony se hacían de rogar entre bastidores, los teloneros intentaron amenizar aquellos momentos de ansia viva. El primero fue Aleem, un jovencito con un estilo que me pareció un poco cursi. Luego nos animó a conocerle en persona, a lo que una chica a mi derecha respondió: “¡CARIÑO, SOMOS TODAS BOLLERAS!”. Pues sí.

IMG_0187 Fifth Harmony lo da TODO en Barcelona

La otra telonera fue Camryn (cualquier parecido a Camren es pura coincidencia). Esto ya nos gustó más quizá porque era una mujer muy muy atractiva con el pelo azul. Su música fue más cañera y nos hizo bailar y saltar para ir calentando.

IMG_0188 Fifth Harmony lo da TODO en Barcelona

Eran las 21:22 exactamente cuando las luces se apagaron, la música paró y se encendió la pantalla. Reprodujeron un vídeo en el que aparecían las chicas en sus primeras actuaciones y varias imágenes de un aeropuerto. El tema del viaje nos acompañaría durante todo el concierto, desde el despegue hasta el aterrizaje…

La primera canción fue That’s My Girl y las cinco hicieron su primera aparición vestidas con bodies militares. Mis vídeos son estupendos, pero las fotos no tanto. Aquí se ve mejor:

Su ropa fue demasiado. No soy la única que lo piensa:

Todas, todas la tenemos delante y nos morimos. Las demás no nos dejaron indiferentes, cada una tiene su encanto. Además, las cinco hablaron un rato durante algún momento del concierto. Camila, Lauren y Ally hablaron en castellano, levantando miles de aplausos del público.

Camila dijo que le enamoraba nuestro acento y que le encantaba Barcelona. ¡Y que quizá tendría que venirse aquí a vivir!

Cuando le tocó a Dinah se emocionó y lloró alegando que tocar en Barcelona era un sueño y que estaba muy feliz por todo el cariño que estaba recibiendo. Todo esto poco antes de cantar Brave, Honest, Beautiful.

That’s My Girl le siguió Miss Movin’ On, la canción del primer vídeo musical del grupo. Los fans, nostálgicos, se alegraron mucho al escucharla. Las Fifth Harmony cogieron carrerilla y empezaron con fuerza, incluyendo algunas canciones de su anterior álbum, Reflection, como Sledgehammer, Reflection, This is How We Roll, We Know y BO$$.

La escenografía no se quedó atrás: en el escenario habían colocado una estructura con dos escaleras a los lados y varias gradas. En This is How We Roll las chicas lanzaron pelotas hinchables gigantes que fueron rebotando entre los fans.

Como es obvio, también cantaron algunas del tour 7/27: Scared of Happy, Write On Me, I Lied, No Way, Dope, Squeeze, Not That Kinda Girl, All In My Head (Flex), Gonna Get Better y Voicemail. Todas las coreografías fueron increíbles, pero destaco Squeeze, donde bailaron con paraguas, y All In My Head (Flex), con movimientos hipnóticos acompañados de abanicos gigantes de plumas rojas.

Durante el concierto hubo un cambio de vestuario. Los focos se volvieron rojos y colocaron unas sillas en el escenario. A mi lado, una pareja de croquetas se daba el morreo de su vida, anticipando lo que íbamos a ver a continuación. Enseguida volvieron las chicas, haciendo el baile más sensual de todo el concierto: Big Bad Wolf.

Las últimas canciones fueron Worth It (Reflection) y Work from Home (7/27), las cuales acaban de alcanzar más de un billón de reproducciones en YouTube. La puesta en escena no fue para menos: bailes sexis, movimientos de escándalo y unas sonrisas que nos quitaron a todos el aliento.

En el concierto no vimos momentos Camren, lo cual nos apenó mucho a mí y a todas las croquetas. Lo que sí hubo: algunas miraditas cómplices y sonrisas inocentes. Desgraciadamente no pude capturarlo en vídeo porque no me quedaba espacio en el móvil para más spam de Fifth Harmony, aunque podréis verlo en las redes sociales.

No obstante, SABEMOS que Lauren y Camila fueron en el mismo vuelo hasta Portugal, su próximo destino. Aquí pruebas:

PERO no estaban juntas en el avión, qué pena. Camila estaba sentada entre su madre y Ashlee, la guitarrista. Y hasta donde yo sé, los aviones agrupan los asientos de tres en tres.

En definitiva: el del viernes fue un concierto en el que tanto Fifth Harmony como el público lo dieron todo. Las chicas se sintieron muy acogidas por sus fans, pero no tanto las croquetas que esperábamos Camren.

tumblr_o6z19f74wh1vn4pmro1_500 Fifth Harmony lo da TODO en Barcelona

tumblr_o9piafM1xc1snym9no1_250 Fifth Harmony lo da TODO en Barcelona

Puedes suscribirte a nuestro canal de Telegram para enterarte de todos los artículos: https://t.me/hulems