Natalie Woods, Hay una lesbiana en mi sopa

Natallie Woods, una joven residente en Denton (Texas), fue a cenar el 11 de noviembre al pueblecito de Addison y en el restaurante escuchó una alarmante conversación. Sus vecinos de la mesa de al lado discutían sobre lo “disgustados” que estaban porque su sobrino “liberal” había salido del armario. Uno de los tres miembros de la familia que cenaban en el Snuffer’s Restaurant and Bar añadió que deberían “rezarle” a Jesús para “curar” a su sobrino.

Y entonces Natallie decidió “actuar como el Jesús que aprendió cuando era pequeña”. Lejos de enzarzarse en una discusión con los comensales homófobos, eligió “mostrar el amor”, inspirada, según comentó en The Huffington Post, por la famosa frase de Michelle Obama en la Convención Nacional del Partido Demócrata: “Cuando ellos bajan, nosotros subimos”. Y así es como esta chica pagó la cena de los homófobos de la mesa de al lado, con una nota incluida en la cuenta:

“Felices vacaciones desde la muy gay, y muy liberal, mesa de al lado de vosotros. Jesús me hizo así. PD.: Aceptad a vuestra familia”.

Natallie, que trabajaba en la Human Rights Campaign, publicó la cuenta del restaurante en su Facebook, y aunque los parámetros de la viralidad son un poco confusos en estos tiempos que corren, creo que podemos decir que su genial respuesta ya se ha hecho viral.

Vía: The Huffington Post