Cuando vi el primer episodio de Legends of tomorrow, pensé que era un horror al que no volvería a regresar jamás. No sé qué tipo de fiebre tifoidea tenía ese día, porque no sólo la serie me ha ido gustando cada vez más, sino que se ha convertido en una de las pocas que voy viendo semanalmente en los últimos meses, en los que mi vida, no sé cómo, ha ido reduciendo las horas del día. Legends of tomorrow no es la mejor serie del mundo, pero es que tampoco quiere serlo. Tienes buenos, malos, hostias, y viajes en el tiempo. A mi, me vale. Y ahora, además, y por si fuera poco, nos va a dar una alegría croqueta que mira, es que no me puede entusiasmar más. 

Una de las cosas por las que Legends me flipa es por Sara Lance. ¿Hay alguna chica más guay en la tele actual? Me parece un personaje fantástico, y el cómo está escrito tiene mucho que ver. Es bisexual, y, sorpresa, hace cosas que hacen los bisexuales, como enrollarse con chicos y chicas. Nada que ver con esos personajes bisexuales que nos dicen que lo son en ruedas de prensa, porque no es algo que ocupe tiempo en pantalla. Sara no es Irene Larra, no viaja en el tiempo con la esperanza de echar una canita al aire, pero oye, que si surge, se apunta al carro porque why not. Para algo está salvando al mundo.

La última temporada nos trajo a Ava Sharpe, una agente de Time Bureau. Es posible que estemos un poco regular de lo nuestro, porque crear ships se nos está yendo de las manos, pero en esto no podíamos fallar, porque estaba pasando delante de nuestros ojos.

Y, además, Ava no es «las que se echan marido».

La tensión sexual no resuelta entre Ava y Sara era tan palpable, que al final ha pasado lo que tenía que pasar: que se han dado cuenta de que se gustan. Igual ha empujado un poco que todo el mundo en esa nave, nave incluida, lo supieran.

En el próximo episodio de Legends of Tomorrow, Sara tiene una cita con alguien, y nos jugamos la mano derecha a que es con Ava, porque la última frase del s03e10 fue «por amor merece la pena arriesgarse». Lo sentimos por todas aquellas que querían algo más con Alex Danvers, pero el corazón de Sara se inclina más por alguien de esta tierra. No os preocupeis por la hermana de Supergirl, que algo pasará también. Seguro.