Croquetas y croquetos, a veces la presión popular es efectiva a tope. El último ejemplo nos viene de parte de Netflix y Sense8, la serie que la cadena decidió cancelar sin darle un final pero que, gracias a la presión de los fans, tendrá un final. Y es tal que así, gracias a las peticiones populares por redes sociales y plataformas tipo change.org, ya que su creadora, Lana Wachowski, no las tenía todas consigo de darle un cierre a la trama. Así lo explica Ted Sarandos, presidente de Netflix, en unas declaraciones a Variety.

Le habría gustado continuar la serie, pero no le entusiasmaba tanto la idea de hacer un final de dos horas. La influencia que los fans tienen en ella fue de mucha ayuda. Su deseo de filmar un final aumentó considerablemente

Cuenta Sarandos que la política general de la plataforma es darle un cierre a todas las tramas (esto es taaaan discutible…), pero que sin el apoyo de los fans a la ficción, el final no habría sucedido nunca. Tenemos, pues, que alegrarnos, de que Lana recapacitara, aunque ella no deja de tener viva la esperanza de que una tercera temporada vea la luz en algún momento. De hecho, la está escribiendo as we speak, como reveló en un Facebook live hace unos días. Refiriéndose a ella misma en tercera persona, como Aída Nízar, contó:

Ella está escribiendo, ya que ella cree mucho en los fans, quienes saldrán y de hecho crearán muchos más fans. Lana está avanzando y escribiendo una tercera temporada completa

¿Saldrá adelante esta nueva temporada en Netflix? ¿Quizá en otra cadena que esté dispuesta a pagar los casi nueve millones de dólares por episodio que están manejando hasta ahora? ¿Nos tendremos que conformar con un guión fantasma? Todo esto, y más, en los meses venideros.

Vía: Variety | Rockandpop